Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 3-Jul.- Los congresos locales gastaron en el 2016 más de mil 355 millones de pesos en dádivas.
El informe Legislativo 2017 del IMCO destaca que 17 estados destinaron recursos para “ayudas sociales”.
Incluso nombra estos apoyos como una especie de “Sedesoles legislativos”, porque son programas sociales fuera de las funciones que tienen asignados los diputados.
“Solamente por concepto de ayuda social, la ALDF y los Congresos de Guerrero y Veracruz gastaron más de 878 millones de pesos durante 2016, cifra mayor al presupuesto aprobado para los entes de fiscalización de estas tres entidades”, ejemplifica el estudio.