Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 4-Sep .- Pese a los recortes en el gasto público, las bancadas en el Senado siguen gozando de incrementos millonarios en su presupuesto.
Los grupos parlamentarios aumentaron su gasto en más de 42 millones de pesos, al pasar de 564 millones de pesos, en el primer semestre de 2015, a 606.4 millones de pesos en el mismo periodo de este año.
De acuerdo con las cifras del “Informe al Segundo Trimestre del Ejercicio del Presupuesto de Egresos 2016”, el incremento es de 7.5 por ciento.
Sin embargo, si la cifra se compara con el “Informe se Asignaciones a Grupos Parlamentarios” del primer semestre de 2015, auditado por la Contraloría Interna del Senado, el incremento se eleva hasta 17.2 por ciento.
En este caso, la diferencia es de 89 millones de pesos, al pasar de 517.4 millones ejercidos el año pasado, a los 606.48 reportados este fin de semana por la Cámara alta.
En ese mismo periodo de 2014, las bancadas gastaron 544 millones de pesos, es decir, 62.4 millones de pesos menos que este año.
Por otro lado, los senadores también recetaron a su nómina un aumento de 141.9 millones de pesos, lo que representa 11.3 por ciento más.
Ese renglón pasó de mil 245.7 millones de pesos, a mil 387.6 millones de pesos.
Las erogaciones para viáticos y traslados se elevaron 32.1 por ciento, al pasar de 11.4 millones 15 millones de pesos.
Y aunque los viajes internacionales pasaron de 46 a 36, los nacionales se duplicaron de ocho a 16 salidas.
En total, el gasto de la Cámara alta se elevó en más de 254.8 millones de pesos, lo que representa 9.8 por ciento en comparación con el primer semestre de 2015.

Otros gastos
El Senado publicó el segundo informe trimestral sobre contrataciones, pedidos y servicios, según el cual algunos gastos, como la vigilancia de las instalaciones, también registraron un incremento en comparación con 2015.
El reporte detalla que entre abril y diciembre de este año, los legisladores pagarán 36.6 millones de pesos por concepto de vigilancia a la Policía Auxiliar de la Ciudad de México.
Esa cantidad representa un gasto promedio de poco más de 4 millones de pesos mensuales, es decir, 4.4 por ciento más dinero que el año pasado.
En 2015, el Senado pagó 46.7 millones de pesos por todo el año, es decir, 3.8 millones pesos en promedio al mes.
Los informes de contrataciones del año pasado y del vigente no detallan las condiciones bajo las cuales fueron prestados los servicios de seguridad entre enero y marzo de este año.