Antonio Baranda
Agencia Reforma

CUAUTLA, Morelos 2-May .- Los militares que han atentado contra la vida humana y el respeto a su dignidad han sido llamados a rendir cuentas, afirmó ayer el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos.
“(Nuestro) deber lo asumimos con voluntad y determinación, teniendo como principio el cumplimiento de nuestras misiones, que la vida humana y el respeto a su dignidad son bienes supremos a proteger.
“Esta es la premisa que día con día guía el actuar de los militares que se entregan a la patria por el bienestar de sus conciudadanos. Aquellos que se han alejado de este principio han sido llamados a rendir cuentas ante la justicia”, aseguró.
El General volvió a tocar el tema del respeto a los derechos humanos, después de que hace dos semanas ofreció una disculpa pública tras la difusión de un video en el que se observa a militares y policías federales torturando a una mujer, en Guerrero.
Al conmemorar el aniversario de la gesta heroica del Rompimiento del Sitio de Cuautla, en 1812, Cienfuegos refrendó el compromiso de las Fuerzas Federales de velar por la seguridad y bienestar de los mexicanos.
“Los que orgullosamente portamos el uniforme militar estamos imbuidos, llenos de estos actos, llenos de heroísmo y dignidad, aportamos muestra determinación y nuestros recursos en apoyo a la sociedad nacional, para romper los sitios que hoy nos amenazan.
“En este esfuerzo, los marinos, soldados y pilotos, aquí en Morelos y en toda la geografía nacional, nos comprometemos a seguir velando por la seguridad y bienestar de cada una de las mexicanas y de los mexicanos”, expuso.
Desde el Gobierno federal, destacó el funcionario federal, se emprende un inédito proceso de cambio y transformación en aras de un mejor futuro que beneficie a nuevas generaciones.
Acompañado del Gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y del Secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón, Cienfuegos subrayó que el país es más fuerte que los problemas que lo acechan y que, con unión, no existen obstáculos insuperables.
“Por estas nuevas generaciones, por esta juventud, por nuestros hijos, no debemos bajar la guardia. Por el contrario, sigamos construyendo juntos el México en paz y próspero que todos anhelamos”, expresó.
“Con el esfuerzo de cada uno de los mexicanos en la sociedad, en los gobiernos y en las Fuerzas Armadas, alcanzaremos en conjunto impulsar esta nación que nos vio nacer y nos ha dado todo lo que somos, para seguir siendo el gran país que es México en la comunidad internacional, y lograr la prosperidad y bienestar de las familias mexicanas”.