Está garantizada la seguridad para el día de la jornada electoral, aseguró el alcalde Juan Antonio Martín del Campo; puntualizó que en coordinación con el Mando Único se llevará a cabo un operativo especial. Por otra parte, indicó que por fortuna no se ha anunciado un nuevo recorte en las participaciones federales, por lo que espera seguir trabajando sin contratiempos al cierre de la administración.

“Estamos ya trabajando, el objetivo es que haya seguridad y tranquilidad en la jornada electoral; sabemos que las campañas pueden estar muy intensas, pueden estar llenas de roces, de conflictos pero nosotros como autoridad debemos mantener esa tranquilidad y ese orden por el beneficio de la gente”, destacó.

El primer edil apuntó que será una jornada intensa en la que participarán todos los elementos de la corporación; trabajarán por turnos, pero el descanso será únicamente para ir a su domicilio a asearse, acudir a las casillas a votar, y deberán regresar a sus labores, para que en caso de que exista algún incidente, inmediatamente puedan estar los elementos suficientes para cualquier cosa que se requiera.

Recalcó que para este día sólo podrán estar en circulación aquellos vehículos utilitarios que requieran estrictamente de brindar un servicio, como es el caso del área de Servicios Públicos, algunos de Reglamentos y Mercados, el resto, tanto de administrativos como otras direcciones, estarán en resguardo.

“No tiene por qué estar circulando ningún otro tipo de vehículo; al contrario, siempre lo he dicho, cualquier cosa que se vea, cualquier irregularidad, inmediatamente poderlo denunciar ante la autoridad correspondiente y por supuesto que nosotros no vamos a solapar ningún tipo de acto. Todo eso debe estar resguardado precisamente para que no tengamos ningún problema, ni tampoco ningún conflicto postelectoral”.

En el tema de recursos, confió en que no se dará ningún recorte, sin embargo, reconoció que es un año complicado financieramente, por lo cual están preparados para que en caso de que exista alguna contingencia, hacer los ajustes correspondientes.

“Las participaciones nos llegan con base en la venta del petróleo, el petróleo bajó a como estaba considerado en el presupuesto, pero también se tiene un seguro que ya se hizo efectivo; no nos habían depositado aproximadamente un 5% de lo que era el presupuesto, ya con ese seguro, ya nos regresaron ese dinero que nos correspondía. Ya se hizo efectivo en esta ocasión, vamos a ver que termine el mes de junio y ya con eso poder tomar las decisiones correspondientes”, destacó.