Con el corazón puro y dispuesto, el niño Gael Eduardo Beltrán Rivera recibió por vez primera el Cuerpo y la Sangre de Cristo. La misa de acción de gracias se llevó a cabo en el templo de San Diego, al cual llegó Gael Eduardo acompañado por su mamá Elsa Verónica Beltrán Rivera y su tutor Carlos Omar Beltrán Rivera.
Se sumó su padrino Juan Edgar Beltrán Rivera, quien ante el ministro de la Iglesia se comprometió con el pequeño a guiarlo por la fe católica, y a apoyarlo en los momentos en que el lo requiera con buenos consejos.
El presbítero en su homilía, felicitó a Gael Eduardo por haberse preparado en cuerpo y alma para permitir que Jesús obrara en él y le dejara entrar en su corazón. Lo invitó a que sea fiel amigo de Jesús y continúe preparándose para recibir los demás sacramentos, también a que se mantenga por el buen camino y siempre en gracia para recibirlo en la sagrada comunión. Luego de la ceremonia eucarística su familia ofreció en su honor un emotivo brindis en los ex viñedos de Guadalupe, invitación a la que acudieron sus seres queridos para felicitar al niño Gael Eduardo y ofrecerle sus enteras bendiciones por su primera comunión.