Gaby Spanic actuará junto a López Tarso

CDMX.- Gabriela Spanic recurre a su historia familiar para enfrentar el reto de incorporarse a la obra Un Picasso como Miss Fischer, papel que realizaba Aracely Arámbula, quien dejó la puesta por la telenovela La Doña.
La puesta en escena recrea la vida del pintor en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, por lo que Spanic se remontó a las vivencias que le transmitieron sus abuelos paternos.
“Es uno de los peores acontecimientos de la humanidad. Tengo ascendencia croata y mi abuela Elena me contaba todo lo que pasaba en la guerra. Ella tenía una cicatriz en la frente por una bala que le rozó. Mi abuelo tenía una pierna de palo porque la perdió por una bomba.
“Entonces es impresionante cómo esta funcionaria (Miss Fischer) inscrita a un ministerio cultural habla con Picasso para salvar su vida y la de sus seres queridos porque es judía y tiene que ocultarlo”, compartió la actriz en entrevista.
Esta experiencia heredada por su familia ayuda a Spanic a dotar al personaje de los elementos necesarios para cobrar vida. Sin embargo, la intérprete destaca que lo más importante son las emociones que imprime en su actuación.
“Cada quien tiene su estilo. Cada quien, con sus vivencias, aporta al personaje lo que le nace del corazón, lo que ha vivido y lo que sabe. Cada quien tiene su magia”, expresó.
La venezolana realizó teatro de improvisación en la escuela de actuación en su país natal, por lo que esta experiencia es algo distinto a lo que acostumbra. Aun así, se siente muy tranquila gracias al apoyo recibido por su compañero Ignacio López Tarso.
“Es un rey en el teatro. Es impresionante cómo se aprende todos sus parlamentos de memoria con una facilidad abismal. Es excelente actor, porque en la obra te eriza la piel, te hace reír y reflexionar; me ha ayudado a acoplarme en tan poco tiempo y estoy enamorada. Es un maestro de maestros”, expresó. (Staff/Agencia Reforma)