Alberto Bortoni Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- El Kia Forte es un auto hecho para las masas y con una visión fresca. Ofrece todo lo necesario y nada más. En tema estético nadie podrá quejarse. Puede quizá no gustarles el diseño o pueden preferir algún otro, pero nadie podrá decir que la marca no hizo su trabajo al crear el Forte. Tiene líneas modernas, juveniles, para el mercado al que pretende atacar. Al mismo tiempo mantiene una identidad de marca, algo que en pocos años Kia ha sabido posicionar a nivel mundial en todos o la mayoría de sus modelos.
La versión que pudimos probar era la más equipada y así luce en el interior. Todas las comodidades que pudiéramos pedir están ahí; una llave inteligente, una cámara de reversa, sensores de distancia traseros y delanteros, bolsas de aire las necesarias, controles en el volante y algunas cosas más.
Además es un interior limpio y con un diseño espacioso que da una sensación de amplitud. Si bien no tiene el aspecto envolvente y deportivo de algunos de sus competidores, quizá por el beneficio del espacio aparente sea justificable esta ausencia.
El manejo es apropiado. La suspensión y chasis se sienten suficientemente sólidos para lidiar con las calles mexicanas, aunque habrá que comprobar su durabilidad en unos años. Pero como modelo nuevo es lo suficientemente bueno para no hacer drama ni en ruidos ni en vibraciones por cada bache o bordo que se pasa.
El motor de 2 litros y 150 caballos de fuerza es eficiente y la transmisión automática es apropiada. Además tiene un rendimiento de combustible bueno, de hasta 13 kilómetros por litro en ciudad, según la marca.
Como hemos dicho al principio, el Forte ofrece todo lo necesario; pero nada más. Este no es un auto para entusiastas, es un auto con la misión de llevar a una persona de su casa a su trabajo y al centro comercial o el cine el fin de semana. En los viajes a carretera será mejor tomar la autopista y poner el control de velocidad de crucero; no habrá mucha más diversión en la carretera libre con curvas de montaña. Pero, siendo sinceros, sólo un pequeño porcentaje de la población prefiere las curvas; para ellos el Forte no es la mejor opción, para todos los demás sí podría serlo.
En cuanto al precio, la versión que hemos manejado está en cerca de 323 mil pesos, por lo que no necesariamente es la opción económica, y es que hay marcas japonesas que ofrecen alternativas igualmente equipadas y algunas más potentes y sin duda divertidas en un rango de precio similar.

TABLA
Motor: I4 2.0l
Potencia: 150 hp a 6,200 rpm
Torque: 142 lb-pie a 4,000 rpm
Transmisión: Aut. 6 vel.
Neumáticos: 215/45 R17

Precio: 322 mil 900 pesos

Puntos a favor:
– Atractivo diseño exterior
– Espacioso interior
– Alto nivel de equipamiento

Puntos en contra:
– Manejo dinámico limitado
– Precio