Heriberto Alcalá Guerrero

La Policía Estatal asestó golpe al narcomenudeo en el municipio de Calvillo; detuvieron a un sujeto que transportaba dos “pelotas” de droga denominada “cristal”, con un peso total de 26 gramos. El inculpado viajaba a bordo de una camioneta, procedente de Jalpa, Zacatecas.
Le acompañaban dos mujeres menores de edad, de 13 y 16 años. Ambas también fueron detenidas para ser presentadas en calidad de testigos.
La Secretaría de Seguridad Pública del Estado dio a conocer que el conductor del vehículo fue identificado como Miguel NN, de 53 años de edad.
Unidades de la Policía Estatal vigilaban la zona límite entre Calvillo y Jalpa. En determinado momento observaron una camioneta Chevrolet Tahoe color oro. Al volante estaba un sujeto y le acompañaban dos menores. Nada del otro mundo, a no ser porque el vehículo no portaba placas de circulación. Pero esto era apenas la punta del iceberg.
Los oficiales le marcaron el alto para revisión preventiva. Hasta ese instante el asunto parecía de rutina; el enésimo vehículo circulando sin placas. Abundan estas unidades en toda la entidad.
El conductor acató la orden. Frenó la marcha y accedió a la revisión. Nada fuera de orden encontraron entre prendas de vestir y pertenencias de los ocupantes. Sin embargo, su actitud no parecía normal. Por el contrario, era evidente su nerviosismo. Y conforme transcurrían los minutos iba en aumento. Incluso cayeron en contradicciones.
Los policías estatales extremaron precaución. Esa inquietud había despertado la sospecha de que algo ocultaban las personas y por tanto, debían estar preparados para cualquier sorpresa.
Restaba la revisión de la camioneta. Cuando llegaron a la cabina, en el compartimiento ubicado entre ambos asientos encontraron misteriosa bolsa. Contenía una sustancia granulada y comprimida, a manera de dos “pelotas”. En el acto, los uniformados dedujeron que esa era la causa del nerviosismo: Que transportaban droga.
Preguntaron a los ocupantes que si algo sabían sobre la droga y el conductor respondió que el “cristal” le pertenecía. No obstante, valga reiterarlo, las menores de edad también fueron momentáneamente detenidas. Serían presentadas ante el Agente del Ministerio Público en calidad de testigos.
De acuerdo con los primeros datos, procedían de Jalpa, Zacatecas y se dirigían a Calvillo; de hecho, los arrestaron ya en jurisdicción de este municipio. En la carretera estatal 48, a la altura de la comunidad Curva de Triana.
Ya al tanto de los hechos, el General Eduardo Bahena Pineda, secretario de Seguridad Pública del Estado, de inmediato giró instrucciones para que se actuara en estricto apego al nuevo sistema de justicia penal. De ahí que lo más pronto posible, el indiciado fue puesto a disposición del AMP. Ahora darán seguimiento a las investigaciones; intentarán aclarar y precisar origen y destino de la droga, entre otras interrogantes.