Detectan anomalías en lotes de autos usados. Rodrigo Iván Infante de Alba Dávila, delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informó que se suspendieron actividades en cinco establecimientos, esto, por incumplir con la ley de protección al consumidor y no contar con contrato de adhesión, pasando por alto normas tan básicas como tener a la vista del público el precio de los vehículos.

El operativo se llevó a cabo en Segundo Anillo Sur, donde se inspeccionaron 16 lotes de vehículos usados, de los cuales cinco incumplían con la Norma Oficial Mexicana (NOM) 122 y uno más negó la entrada a los verificadores, por lo anterior, al consumidor no se le brinda información básica, como precio total de la unidad, marca, modelo, kilometraje y rendimiento por litro de combustible.

Infante de Alba Dávila mencionó que a consecuencia del operativo, a seis establecimientos se les impondrán sanciones que van de los 133 mil 298 pesos a los tres millones 732 mil 360 pesos.

Precisó que al iniciarse las labores de verificación, muchos empresarios optaron por cerrar sus negocios, motivo por el cual el operativo no pudo ser más extenso; añadió que algunos de ellos se presentaron posteriormente en las oficinas para ponerse al corriente y tramitar su contrato de adhesión.

Para concluir, el delegado de la Profeco explicó que por las características de este giro, el operativo se hizo en conjunto con elementos de la Procuraduría General de la República (PGR), aunque afortunadamente no se encontró nada anómalo, como la venta de vehículos con reporte de robo; no obstante, esta instancia continúa efectuando inspecciones para evitar la comercialización de vehículos de dudosa procedencia, sobre todo en tianguis y en lotes clandestinos.