Un comerciante y un niño resultaron con quemaduras en diferentes partes del cuerpo, tras registrarse un flamazo en el interior de una carnicería ubicada en el poblado de San Antonio, Tepezalá.
Todo se originó cuando de manera ilegal, unos gaseros pretendían llenar un tanque de gas LP.
Al realizar dicha maniobra, ocurrió una fuga de gas y posteriormente sobrevino el fuerte estallido.
Este accidente se registró el jueves aproximadamente a las 11:25 de la mañana, en el interior de una carnicería con razón social “Los Compadres”, que se ubica en la calle Plutarco Elías Calles, en el poblado de San Antonio, Tepezalá.
Los lesionados fueron el comerciante Miguel Ángel, de 55 años y el niño Jesús Roberto, de 9 años.
Ambos presentaron quemaduras en diferentes partes del cuerpo y fueron trasladados a la Clínica de Campo del municipio de Rincón de Romos, a bordo de la ambulancia ECO-331 del ISSEA.
Cabe destacar que las quemaduras que presentaban ambas personas eran leves y no ponen en peligro la vida.
Al lugar del incidente llegaron a prestar apoyo unos policías estatales a bordo de la patrulla 2357 y posteriormente, arribaron policías preventivos de Tepezalá.
Se estableció que a la hora señalada, llegó a la carnicería una pipa de gas L.P., marca Ford Super Duty, modelo 2011, color blanco con azul, con número económico 14 y placas de circulación del estado de Zacatecas.
Aunque está estrictamente prohibido, los repartidores gaseros identificados como Darío, de 39 años y Roberto, de 28 años, accedieron a realizar el llenado de un cilindro de gas LP con capacidad para 30 kilos.
Sin embargo, aparentemente no se percataron que había una fuga, por lo que al estar realizando las maniobras de abastecimiento, sobrevino un “flamazo” que alcanzó a provocar quemaduras al comerciante Miguel Ángel y al niño Jesús Roberto.
Los dos empleados gaseros fueron detenidos por policías preventivos de Tepezalá y trasladados a la Agencia del Ministerio Público de Tepezalá, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público quien inició una carpeta de investigación por los delitos de lesiones culposas.