El incremento a las tasas de interés en 50 puntos base, decretado por el Banco de México, “es una mala medida, porque impulsará a la pobreza a más mexicanos”, consideró el especialista en economía, Carlos Maza Arévalo.
Dijo que con este aumento, ya va un punto porcentual arriba en menos de cinco meses, ya que en febrero, la tasa de interés estaba en 3.25 y pasó a 3.75, y el anuncio de este mes del banco central, la elevó del 3.75 al 4.25, encareciendo el esquema crediticio nacional.
“En opinión de muchos especialistas fue una mala medida el haber elevado 50 puntos base la tasa de interés en el país, ya que esta referencia es básica porque de ahí parten todas las operaciones bancarias, CETES y otros instrumentos que van relacionados al crecimiento económico de México, de ahí su importancia”.
Dijo que tradicionalmente nuestro país aumentaba las tasas con base a lo que la FED en Estados Unidos determinaba, es decir, si el vecino país incrementaba su tasa, nosotros de inmediato hacíamos el ajuste correspondiente, sin embargo, ahora no fue así sino que el Banco de México decidió de forma unilateral y sin que hubiera modificaciones a la tasa de interés estadounidense, generar este aumento que propiciará una mayor pobreza entre la población.
Dijo que el Gobierno mexicano posiblemente lo hizo para contener el aumento de precios, que por cierto, dijo, han estado muy manipulados; “durante varios meses, la inflación ha estado manipulada” y explicó que la inflación es la medición del aumento de precios de una quincena a otra, “se mide cómo aumentaron o cómo disminuyeron los precios, pero todos sabemos que muchos productos, particularmente medicamentos y consultas médicas se fueron a las nubes”.
El aumento en los precios del combustible, tiene efectos inflacionarios tremendos ya que la movilidad de los mexicanos en el país es a través del uso de camiones y automóviles, porque no disponemos de un servicio aéreo eficiente, no contamos con ferrocarril de pasajeros, entonces dependemos de la gasolina para movernos y aumentar su precio impacta necesariamente a los precios en general.
El Gobierno mexicano, dijo, “tiene pánico a la inflación y el ‘Brexit’ hizo que se sacudiera el peso muy fuertemente como lo vimos hace unos días y se aterrorizaron porque le han inyectado dinero de las reservas pero se han quedado cortos, porque no han logrado impactar la recuperación del peso”.
Dijo que el aumento de la tasa de interés llegó de sorpresa, cuando nadie se lo esperaba, junto con el aumento al precio de la gasolina, sin embargo, los primeros efectos que tendrá serán en el ajuste a los intereses bancarios, tanto en tarjetas de crédito como en financiamiento a tasa variable, porque esos de inmediato suben.
“Este incremento hará más ricos a los bancos y más pobres a los usuarios de crédito, porque la tasa aumentará, pero sólo a los acreditados, porque la tasa que ofrecen a los ahorradores, ésa no sube, se sigue pagando lo mismo, con consecuente beneficio para las instituciones crediticias”, expresó.
Finalmente, consideró que el aumento al interés en el país tiene que ver más con el hoyo fiscal que ha significado la baja de los ingresos por petróleo y con el mal manejo de la deuda, que en tres años aumentó considerablemente hasta representar casi el 50% del Producto Interno Bruto, “es un déficit bastante complicado de manejar exitosamente”, apuntó.