Sara Díaz

Los amantes del buen rock abarrotaron los espacios para escuchar en grande el concierto que las agrupaciones Fobia y Kinky ofrecieron anoche en el Foro de las Estrellas, como parte de la edición 2016 de la Feria Nacional de San Marcos.
Momentos antes de que el grupo Fobia hiciera la apertura, Leonardo de Lozanne, líder de la banda, acompañado de sus colegas, Francisco, Mauricio y Federico, platicó con la prensa local para compartir la alegría que les provoca rockear con la gente de Aguascalientes para lo cual se prepararon con los temas más pedidos a través de las redes sociales, los cuales tocaron para complacer a su audiencia.
Así, hicieron sus aparición frente a los miles de fanáticos, reunidos en la Megavelaria de Expoplaza, Fobia y la voz aguardentosa del aún seductor hombre de ojos verdes, Leonardo de Lozanne, interpretaron “Pesadilla”, tema de apertura que se desprende de su producción “Destruye hogares”.
“Dos corazones”, preparaba lo que fue un eufórico concierto donde la única Fobia que sintieron los roqueros de Aguascalientes fue que terminara el repertorio de canciones.
Luego de “La Búsqueda” y de “Miel del escorpión”, temas que el público cantó con sus ídolos hasta raspar la garganta, concluyeron su participación con el infaltable “Microbito”, canción que provocó los enérgicos gritos de los jóvenes reunidos, quienes después dieron la bienvenida al escenario a los originarios de Monterrey, Nuevo León y plato fuerte de la noche, Kinky, en su tercera participación en la Feria de México.
En una breve charla con los medios, Gilberto, Ulises, César, Carlos y Omar, abundaron sobre una producción que a más tardar en el mes de mayo darán a conocer y para el cual ya alistan las canciones que lo formarán.
Los jóvenes compartieron con sus fans sus más emblemáticas tocadas como “¿A dónde van los muertos?” con una mezcal de rock electrónico, alternativo y funk, además de “Después del alter”, temas que no podían dejar de tocar para la banda local.
La velada continuó durante dos horas, con el agradecimiento que la agrupación ofreció a los asistentes por su cálido recibimiento.

Compartir
Artículo anteriorNada los detiene
Artículo siguienteFeliz ocasión