Fue bañada con el agua divina

Esmeralda es el nombre con que fue bautizada

Una nueva hija de Dios le ha sido consagrada para toda la vida y llevará el nombre de Esmeralda Castañeda Hernández y ha quedado escrito con letras de oro en el libro de David.
El templo de Nuestra Señora del Rosario enmarcó el hermoso ritual en el que la pequeña, en compañía de sus padres, Óscar Castañeda Hernández y Madeleine Hernández Rodríguez, recibió el primer sacramento de la Iglesia católica.
Luego de las emotivas palabras que el sacerdote dijo a la familia y de ungir a la niña con los aceites haciendo la señal de la cruz, la niña fue llevada a la pila bautismal por sus tres padrinos, Óscar Castañeda Díaz, María Teresa Hernández Durán y María de los Dolores Hernández Durán.
Con gran alegría, papás y padrinos sostuvieron la vela, que simboliza la luz con la que guiarán el sendero de la fe de la pequeña, procurando en todo momento su bienestar.
La entrada de la bebita al círculo cristiano, fue festejada con una sana convivencia que se llevó a cabo en el salón Burbuja, lugar al que se dieron cita familiares y amigos cercanos, para compartir una tarde agradable en torno a la recién bautizada y por supuesto con sus orgullosos padres.