Efectivos de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes frustraron una extorsión telefónica, al impedir el pago que una persona estaba a punto de realizar, a cambio de que no le hicieran daño a su hija de 23 años que tenían aparentemente secuestrada.
Los hechos se registraron el sábado a las 11:09 de la mañana, cuando se reportó a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes el secuestro de una mujer de 29 años.
Los policías preventivos que atendieron el reporte descubrieron que se trataba de una extorsión telefónica, ya que tras un operativo llevado a cabo, encontraron a la joven que supuestamente estaba secuestrada, misma que estaba en su domicilio y fuera de peligro.
Sin embargo, el papá de la joven, un hombre de 55 años, seguía recibiendo llamadas a su teléfono celular, donde le informaban que tenían secuestrada a su hija y le exigían un depósito de 5 mil pesos para dejarla en libertad.
Debido a que no podía contactar a su hija, el hombre creyó la historia del secuestro y se dirigió a depositar el dinero solicitado.
Pero tras un rápido operativo por parte de policías preventivos, encontraron al papá de la mujer en el Banco Santander que se ubica en la avenida Las Américas y tras hacerle saber que se trataba de una extorsión telefónica y que su hija estaba bien, se logró evitar que depositara el dinero.

VEHÍCULO

Aproximadamente a las 21:49 horas del viernes pasado, policías preventivos encontraron abandonado un coche Nissan Tsuru, modelo 1994, color negro y placas de circulación AES-2046 de Aguascalientes, el cual cuenta con reporte de robo.
Esta unidad automotriz estaba en la calle Jaltomate y esquina con la calle Chicalote, en el fraccionamiento Ojocaliente I.