En las últimas horas frustraron cuatro intentos de extorsión telefónica. Policías del Mando Único y de la Policía Estatal evitaron que se consumaran los ilícitos en diferentes intervenciones.
En Jesús María evitaron que una mujer de la comunidad J. Gómez Portugal realizara el depósito de tres mil pesos, dinero que le exigía un sujeto que se ostentó como director de Seguridad Pública de un municipio -sin especificar cuál-. Le exigió apoyo con la compra de un kit de curaciones o en su caso, el depósito del dinero en efectivo.
Los policías municipales se percataron de que la afectada ingresaba a una tienda de conveniencia en actitud nerviosa y al cuestionarle si requería ayuda, les comentó que un sujeto le exigía el depósito de los tres mil pesos.
Cuando estaba con los policías recibió la tercera llamada. Uno de los elementos contestó y entonces el supuesto jefe policial cambió de puesto, dijo que ahora era parte de un grupo delictivo. El engaño quedó al descubierto y evitaron que la señora depositara el dinero.
En segunda operación, en zona oriente de esta capital, policías estatales fueron interceptados por un ciudadano. Les pidió auxilio debido a que recibió llamada del número 449 273 57 25. El delincuente se hizo pasar como un tal “doctor Flores” alegando que tenía que entregarle unos papeles pero al ver que no tenía respuesta, amenazó al afectado indicándole que era comandante de un grupo delincuencial y le exigió la cantidad de 50 mil pesos para no hacerle daño a su hermano.
Llamaron al consanguíneo comprobando que se encontraba en perfecto estado de salud. Por cierto, el hermano también refirió que minutos antes le habían exigido depósito de dinero en efectivo.
Sobre el intento, policías de Rincón de Romos atendieron reporte de una mujer en la colonia Magisterial, estaba en una farmacia en actitud sumamente nerviosa. Al ser cuestionada comentó que le llamaron para decirle que un supuesto sobrino que venía de Estados Unidos había sufrido accidente. Además, que estaba detenido por lo que le pedían 15 mil pesos para dejarlo en libertad. La asesoraron evitando que hiciera el depósito. Al revisar el teléfono, previa autorización, se percataron que la llamada que recibió del número 8672179145 es del área de Tamaulipas.
Finalmente, también en esta capital pero en el fraccionamiento José López Portillo, una vecina recibió llamada del número 4492169318. Una voz masculina pedía apoyo a gritos y le decía que lo tenían secuestrado, haciéndose pasar por su hijo.
Luego, el presunto extorsionador le ordenó que depositara 50 mil pesos por lo que se trasladó a una tienda ubicada en avenida Maestros, a la altura del CRENA.
En ese sitio fue abordada por los policías. Ya al tanto de los hechos, lograron comunicarse con el hijo y constataron que estaba fuera de peligro. Lamentablemente, la señora ya había efectuado el depósito de cinco mil pesos. Pudo ser peor, considerando que le exigían 50 mil pesos.