Ante la carencia del colector pluvial derecho del Río San Pedro y a fin de evitar la contaminación de este río interurbano, la Secretaría del Medio Ambiente condicionará a los desarrolladores a que dispongan de su planta de tratamiento de aguas y que las descargas no generen contaminación, afirmó su titular, Jorge Durán Romo.
Ante los señalamientos de ambientalistas sobre esta preocupación, dijo que la Secretaría a su cargo hará lo necesario para evitar que los nuevos desarrollos generen contaminación hacia ese importante río y para ello, dijo, si fuese necesario, se les exigiría que cada desarrollo cuente con su planta de tratamiento de agua, de los contrario “no se emitirán permisos para construcción de viviendas en aquella zona de la ciudad”.
Indicó que en estos años, el Gobierno del Estado ha generado una importante dinámica de cuidado y saneamiento de este río, se han invertido cuantiosos recursos para su regeneración y preservación, al grado que, “el Río San Pedro ya no es el mismo río contaminado que recibimos; hoy hay mucha menos contaminación y vigilaremos que proyectos así no lo contaminen”.
Por otro lado, se refirió a la calidad del aire con la que cuenta Aguascalientes y dijo que actualmente es una de las entidades del país con la mejor calidad ya que, de acuerdo al monitoreo del aire, se presentan entre 25 y 27 imecas de contaminación, cuando en la Ciudad de México, los niveles llegan hasta los 160 puntos de ozono, lo que prácticamente paraliza a la población, ya que no se pueden exponer al aire libre y son limitadas drásticamente algunas actividades que cotidianamente realizan quienes viven en la megalópolis.
Explicó que Aguascalientes ha preservado su aire sin tantos contaminantes porque las acciones de verificación vehicular se han intensificado con retenes y con base a la conciencia de los propietarios de vehículos quienes dan cumplimiento a la obligación de verificar constantemente sus vehículos.
“De hecho, cuando inició la actual administración, sólo el 30% de autos eran verificados, ahora, este porcentaje subió considerablemente al grado tal que, hoy verifican el 80% de los automóviles, impactando positivamente a la calidad del aire de la entidad”, dijo el secretario del Medio Ambiente de Aguascalientes.