El problema del suicidio es responsabilidad de la sociedad también, sostuvo el director del Instituto de Servicios de Salud del Estado, Francisco Esparza Parada, al señalar que la multiplicidad de factores generadores del fenómeno, obliga a todos a participar y en ese sentido aseguró que aun con limitantes y privaciones, el ISSEA está trabajando y demanda que la sociedad aporte en ese mismo sentido.
En el marco de su comparecencia ante diputados, en la glosa del V Informe de Gobierno, expuso que la descomposición del tejido social, violencia intrafamiliar, conflictos conyugales, falta de comunicación entre padres e hijos, son factores que tienen que revertirse y para ello es necesaria una decisión firme por parte de la misma sociedad como forma de lucha contra la desesperanza y supuestas “soluciones” a sus problemas.
Los medios de comunicación, por su parte, tendrían que seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para el abordaje del tema, agregó el galeno.
Al comparecer ante los diputados de la Comisión de Salud y Asistencia Social en el Congreso del Estado, con motivo de la Glosa del V Informe del gobernador del Estado, Esparza Parada subrayó que el ISSEA, con la infraestructura y el personal que cuenta, hace la tarea en este fenómeno.
Así, refirió que a noviembre del año 2015 atendió tan sólo en el 066 más de 4 mil llamadas telefónicas demandantes de atención, de las cuales 2,500 fueron de personas con ideas suicidas; desplegó información preventiva entre la población y atendió más de 13,500 consultas de psiquiatría, donde el tema suicida destacó.
Expuso que el Centro Agua Clara no es el único lugar donde se trata el tema, pues también se hace en las unidades médicas especializadas en Rincón de Romos, Jesús María y Aguascalientes, así como en el Hospital Psiquiátrico.
En respuesta a cuestionamientos de legisladores respecto de las condiciones laborales en el sector salud local, el funcionario reconoció que casi 900 personas trabajan como eventuales y se les renueva su contrato cada semestre con “descansos” de quince días.
Esta situación obedece a la falta de nuevas plazas federales, por lo que la institución tiene que recurrir a los contratos temporales a fin de tener el personal necesario para la operatividad; de 889 que laboran bajo ese esquema, 268 lo hacen en el Hospital Hidalgo, agregó.
A pregunta expresa sobre la regulación de la marihuana, Esparza Parada señaló que está comprobado de manera científica, que son varios los daños que esta hierba ocasiona en el cuerpo humano, tras enumerar los trastornos en aspectos psicológicos, fisiológicos y neurológicos, y una vez que ésta genera adicción se producen cambios negativos en la conducta, pues “aumenta en la persona el desinterés por el trabajo, por el estudio, y muchas veces puede truncar proyectos de vida, por su impacto en la salud”.
Reconoció que en este momento son insuficientes las áreas de atención para pacientes que padecen alguna adicción, por lo que de regular su uso generaría problemas de déficit y una “avalancha de enfermos por consumo de alguna droga”.
Sobre el uso medicinal, el galeno Esparza Parada dijo que si bien hay algunos componentes de la hierba que pudieran disminuir episodios de epilepsia, existen medicamentos que son más potentes y eficientes para tratar dicho padecimiento.