César Martínez y Arcelia Maya 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 3-Jun .- Las protestas de la CNTE que amenazaban con desquiciar la CDMX fueron frenadas.
Policías capitalinos encapsularon ayer las protestas de integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación e impidieron que los inconformes cumplieran su amenaza de protestar en el aeropuerto y bloquear sus accesos.
Ayer por la mañana los miembros de la CNTE acordaron protestar en Gobernación para exigir una mesa de diálogo, que las autoridades federales les ha negado, y de no obtener respuesta satisfactoria se trasladarían al AICM.
A las 10:00 horas, los profesores disidentes salieron en “operación hormiga” del plantón ubicado en la Ciudadela y se aglutinaron en la Torre del Caballito, sobre Paseo de la Reforma. Allí se congregaron unos 2 mil inconformes , según datos de la Secretaría de Seguridad Pública local.
Pero mientras esperaban a más profesores los policías rodearon a un grupo de maestros que se encontraban sobre Bucareli. Un contingente de profesores y el autobús del sonido quedaron al otro lado del cerco policiaco y los uniformados no los dejaban pasar.
En otro lado de la ciudad, unos 300 maestros del Estado de México iniciaron una movilización del Metro Zaragoza hacia el aeropuerto, pero poco antes de llegar a la Avenida Economía, fueron encapsulados también por agentes capitalinos.
Luego de dos horas fueron regresados en tren del Metro vacío, que los esperó en Gómez Farías, para recorrer, sin detenerse, 10 estaciones hasta Balderas.
De ahí caminaron para unirse al contingente que estaba en Paseo de la Reforma y que, luego de permanecer encapsulados por más de tres horas pudieron avanzar rumbo a Gobernación.
Como en la sede de Gobernación no fueron atendidos, anunciaron que enfilarían hacia el Aeropuerto pero sólo pudieron avanzar dos cuadras ya que se toparon con filas de granaderos.
Tras una hora de permanecer en la zona, los profesores regresaron al plantón que mantienen en la Ciudadela.