Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 29-Nov .- El Presidente Enrique Peña propuso al Senado una reforma que elimina el “pase automático” del titular de la PGR, Raúl Cervantes, a la Fiscalía General de la República.
Sin embargo, pidió a los legisladores que al ex senador del PRI se le permita competir por esa posición y, de ser elegido, quedarse en el cargo para un periodo de nueve años.
En la iniciativa, planteó que el primer Fiscal General sea designado con el voto de las dos terceras partes del Senado o, en caso de receso, por la Comisión Permanente del Congreso.
“El Procurador General que se encuentre en funciones al momento de expedirse la declaratoria continuará en su encargo hasta en tanto el Senado designe al fiscal, y podrá ser considerado para participar en el referido proceso de designación”, propuso.
En la exposición de motivos, el Ejecutivo reconoció que la propuesta responde a las inquietudes expresadas públicamente desde la sociedad civil y la academia.
Ayer, más de 80 organizaciones defensoras de derechos humanos, decenas de la sociedad civil y especialistas exigieron al Senado abrir a los ciudadanos el proceso de elección del Fiscal General.
El colectivo “#Fiscalíaquesirva” demandó un proceso público, transparente y participativo, además advirtió que vigilará a los legisladores y que no permitirá “el pase automático de los burócratas de la PGR a la nueva Fiscalía”.