Con la Ley Antilavado, las inmobiliarias formales frenan las operaciones ilícitas al no aceptar los movimientos de compra-venta por más de 520 mil pesos en efectivo, así lo informó el presidente de la AMPI, René Casarrubias Fuentes; no descartó que quienes trabajan en la informalidad realicen tratos fuera de la ley, con el riesgo de que la Secretaría de Hacienda los detecte y sean sancionados.

“La Ley Antilavado afecta necesariamente a los independientes y aquellos que están en la informalidad, pues lo que se busca es que el dinero sea lícito teniéndolo en cuentas bancarias debidamente reguladas”.

Casarrubias Fuentes aclaró que la ley regula cómo se hace la operación de venta dentro de un marco de pago de dinero, destacando que los inmobiliarios pueden recibir efectivo hasta por 520 mil pesos y si sobrepasa el monto debe pagarse mediante cheque o transferencia electrónica.

Para tal procedimiento, el presidente local de la AMPI detalló que intervienen los notarios, las instituciones bancarias y la propia Secretaría de Hacienda para vigilar que todo se efectúe conforme a lo que establece la ley.

“El notario pone en la escritura la forma de pago e incluso puede detener la operación porque hay que demostrar de dónde viene ese dinero si se hace vía transferencia electrónica o cheque”.

Incluso, comentó que han tenido casos de gente que ha acudido a los agentes inmobiliarios formales con cantidades mayores a las permitidas por la ley para la compra de casas, a los que se les ha rechazado; así como también de personas que trabajan en la informalidad que sí se prestan al fraude.

“No se pueden recibir así y sí nos han llegado casos de gente que incluso llega con mucha cantidad en efectivo e inmediatamente vemos cuando alguien quiere hacer un fraude”.

Destacó que la AMPI Aguascalientes ha invitado a muchos agentes independientes a registrarse debidamente e integrarse a la asociación para evitar problemas con la ley.