Se convirtieron finalmente en marido y mujer Jorge Israel Díaz Rivera y Carmen Patricia Ortiz Reyes, una vez que juraron ante Dios, amarse hasta que la muerte los separe.
La parroquia del Señor de El Encino fue el recinto religioso que enmarcó la alianza indisoluble entre la pareja, quienes acudieron acompañados por sus respectivos padres, así como por sus padrinos, Sergio Muñoz y Raquel Díaz.
Al dirigirse a los contrayentes, el presbítero les expresó su congratulación de que ellos, como jóvenes, hayan elegido la bendición religiosa para comenzar con los cimientos de su familia católica.
Al pronunciar sus votos, ambos hicieron la promesa de respetarse, y estar uno con el otro en la salud y en la enfermedad, cada día de su existencia.
Para celebrar el amor que se tienen, se reservó un espacio muy especial para llevar a cabo el festejo nupcial y compartir con sus seres queridos una velada que resultó por varias horas, inolvidable.