Son las fondas, restaurantes y bares, los giros dentro de la verbena abrileña que más incurren en incumplimiento a las leyes de protección al consumidor; quejas por incluir la propina en la cuenta es lo que más se ha registrado en lo que va de la Feria Nacional de San Marcos, señaló la delegada de Profeco, María Teresa Ávila Guel.

La funcionaria federal enfatizó que han sido pocas las denuncias presentadas al respecto, y en su mayoría se han logrado conciliar de inmediato, por lo que no ha sido necesario sancionar a los proveedores, quienes podrían recibir multas de 600 hasta 2.5 millones de pesos y la suspensión del servicio.

“Se han llevado a cabo 46 acciones en los módulos, entre ellas, asesorías, conciliaciones y quejas, han sido ocho y también tenemos denuncias, que han sido las menos; lo que mayormente se han presentado son asesorías que son preguntas principalmente de jóvenes que se han acercado para saber si está permitido incluir la propina en el total de la cuenta, ya sea en restaurantes o bares, y si el consumo mínimo está permitido, de lo cual se les ha informado que ninguno de los dos casos está permitido”, explicó.

Ávila Guel subrayó que cuatro de las quejas presentadas corresponden a los restaurantes de la zona de la Megavelaria, en donde se les ha querido incluir la propina a los clientes en su consumo total, y dos más fueron porque los consumidores aseguraban que en los lugares donde compraron cerveza no les daban los litros completos.

“Realmente han sido pocas las situaciones, los proveedores han respondido, sobre todo los que han sido denunciados por el caso de propinas; nos hemos acercado directamente a conciliar con el consumidor y ha habido respuesta favorable, por lo que no ha habido necesidad de abrir un expediente y señalar una fecha de audiencia”, resaltó.

Como parte del operativo, la delegada estatal de Profeco destacó que se ha llevado a cabo la colocación de preciadores en varios establecimientos, sobre todo aquellos que venden recuerdos y souvenirs; dijo que también se realizó un recorrido en los establecimientos de comida, fondas y restaurantes, donde se han señalado las irregularidades en las que están incurriendo para que las corrijan, ya que de presentarse quejas o realizarse una verificación como tal, serán sancionados.