El proyecto de la construcción de una planta deshidratadora de leche para el estado de Aguascalientes está firme, aun cuando los productores no logren la conformación de la sociedad requerida para el otorgamiento de 40 millones de pesos de la federación, afirmó el delegado federal de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Ernesto de Lucas Palacios.

Aunque reconoció que los recursos podrían retornarse a la federación si antes de que concluya el mes de octubre no se alcanza un acuerdo entre los productores para la conformación, insistió en que la desecadora será construida.

Enfatizó que existen periodos específicos para la asignación de recursos, de ahí que el monto de los 40 millones de pesos no puede destinarse a otros rubros, pero puede ejercerse en el siguiente año.

Resaltó que los participantes deben organizarse, con unidad, para que haya involucramiento de los pequeños, medianos, y grandes productores del estado, al referir, que todos tienen cabida, con sus posibilidades de financiamiento.

Manifestó que las diferentes organizaciones de productores lecheros tendrán que alcanzar un acuerdo a la brevedad o, de lo contrario, se tendrían que iniciar todas las gestiones a partir del mes de enero próximo.

“Se requiere saber quiénes se van a comprometer, porque es necesaria una figura jurídica que se haga responsable del manejo de los recursos por 40 millones de pesos, así como de los 15 millones de pesos que pone gobierno del estado”.

De Lucas Palacios indicó que entre los interesados iniciales, se encontraba la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Granjas Fátima, la Asociación de Productores de Leche del Estado de Aguascalientes, integrantes del Centro de Acopio de Aguascalientes, y además esta abierto a cualquier productor abierto a participar.