Tras conocer que la agencia calificadora internacional Standard and Poor’s ratificó para Aguascalientes la calificación AA+ con perspectiva estable en la escala nacional, el gobernador Carlos Lozano de la Torre estableció que su administración mantendrá la disciplina en el gasto y la transparencia en la rendición de cuentas para asegurar que esta buena calificación perdure.
Acompañado por el titular de la Secretaría de Finanzas, Alejandro Díaz Lozano, destacó que éste es el segundo año consecutivo en que el manejo de las finanzas estatales es evaluado con las más altas calificaciones del País, por la agencia calificadora, reconocimiento que se suma al que hizo recientemente otra de las agencias de mayor prestigio internacional, Fitch Ratings, quien también otorgó al Estado la calificación crediticia AA+.
Lozano de la Torre recordó que ambas calificaciones, aparte de ser las mejores del País, también son históricas para el Estado, ya que nunca antes las finanzas estatales habían alcanzado este nivel que, por cierto, sólo son superadas por el Gobierno Federal.
En su comunicado, Standard and Poor´s destaca el manejo prudente de la deuda pública, lo que se ha traducido en una tendencia decreciente de los niveles de endeudamiento del Estado a partir del inicio de la actual administración, ya que mientras en 2010 el nivel de endeudamiento respecto a los ingresos operativos fue 18%, para 2015 disminuyó para ubicarse en 15%. Gracias a ello la agencia calificadora mejoró su evaluación del nivel de deuda del Estado de Aguascalientes, al pasar a “muy bajo” desde “bajo”, considerando que no existe riesgo de que el costo del servicio de la deuda se incremente de manera significativa en los próximos 3 años.
Otra de las fortalezas que reconoce Standard and Poor´s en su evaluación es la solvencia del sistema de pensiones del Estado, el cual tiene suficiencia para más de 100 años, ubicándolo entre los más sanos del País.
La agencia internacional resaltó en su comunicado que la administración financiera del Gobierno Estatal se ha caracterizado por la disciplina en sus prácticas administrativas y fiscales, aplicando políticas más estrictas de recaudación de ingresos, efectivos controles del gasto, prudentes políticas de deuda y liquidez, una adecuada planeación financiera de largo plazo y una sobresaliente política de transparencia.
Standard and Poor´s enfatiza en su comunicado, publicado el 22 de julio, que la nueva administración estatal tendrá entre sus principales desafíos continuar con las mejoras institucionales y mantener prudentes políticas financieras que le permitan garantizar su estabilidad.