Un grupo de rescatistas de animales, pidió ayer al alcalde de Aguascalientes, Juan Antonio Martín del Campo, disponga de lo necesario para que el Centro de Bienestar Animal, “deje de ser un centro de exterminio” y se brinden las oportunidades a los animales de la calle, de “mejorar verdaderamente su bienestar”.

Eva María Gaytán Rojas, una de las organizadoras de la manifestación de protesta por el tema del padrón de mascotas, reconoció que la población de perros y gatos en la ciudad, que sobrepasa de 100 mil ejemplares, de acuerdo a estimaciones de la propia autoridad, puede llegar a representar un serio problema de salud, por ello insistió en que se deben reforzar las campañas de esterilización, como una salida efectiva a este problema y que ya ha funcionado en otras ciudades.

“No queremos que el centro antirrábico sea solamente un centro de exterminio de mascotas; queremos que se implemente una verdadera política pública con ética y que resuelva verdaderamente el problema, y no sólo atienda sus efectos”.

En ese sentido, denunció que el Consejo Consultivo Municipal para la Protección de Animales, órgano desde donde se acuerdan las acciones a seguir en este tema, “se ha vuelto un órgano elitista”, en donde solamente aceptaron a cuatro asociaciones, y han dejado fuera a más organismos que trabajan diariamente sobre este tema y que tienen mucho que aportar, sólo que ya no permiten a más representantes de la sociedad, indicó.

“Queremos que nos incluyan, que nos den un espacio para rescatistas independientes, que no reciben recursos de nadie, pero que diariamente trabajamos para atender una problemática en la que el Gobierno no ha podido solucionar el problema pero tampoco permite que la sociedad le ayude”, destacó la activista que está a favor de un trato digno a la fauna urbana.

Unas 20 personas que se dedican a recoger animales de la calle y colocarlos a través de adoptantes, se congregaron ayer a las puertas del palacio municipal con la intención de expresarle al alcalde su desacuerdo en la forma en que está trabajando el Centro de Bienestar Animal.

Dijeron que su planteamiento es claro: convertir en un verdadero centro de bienestar animal el actual centro antirrábico, en donde se brinden oportunidades de solución a esta problemática, intensificando las brigadas de esterilización, como una forma eficaz de control de la sobrepoblación animal en zonas urbanas.

“¿Qué es lo que hacen actualmente con los animales que ellos recogen?”, cuestionó Gaytán Rojas para luego responderse a sí misma: “los exterminan, los matan el mismo día en que los agarran y ese no es un trato digno para perros y gatos que hay en la calle”.

Se trata de hacer un trabajo efectivo en el control de la población animal en situación de calle, un trabajo con ética y que nos genere un beneficio social, con base en resultados, y no solamente hacer el trabajo fácil y con crueldad como lo es, el exterminio de perros y gatos.

Expresaron estar en la mejor disposición para trabajar de la mano con las autoridades, en el tema del control de la población canina y felina en Aguascalientes.

Finalmente, con respecto al padrón de mascotas, dijeron que es una acción que de poco servirá mientras no coloquen un chip a cada mascota, además de que los perros que habitan en la calle, no estarán dentro de ese padrón.

Insistieron en que se ha incrementado el número de animales abandonados en la calle a consecuencia de las multas elevadas por no registrar a sus mascotas, aunque consideraron que la suspensión en la aplicación de dichas multas, ayudará a que personas que tenían planeado deshacerse de sus animales, ahora decidan conservarlas.