La delegación federal de la Comisión Nacional Forestal fijó un monto de un millón 112 mil pesos como compensación ambiental a los promotores del megafraccionamiento de diez mil viviendas en un predio de más de 120 hectáreas en la zona del bosque de mezquites de Los Cobos.
El delegado federal de la Comisión Nacional Forestal, Vicente Díaz Núñez, reveló que el monto fijado para depositarse por la Fiduciaria Banco Interacciones al Fondo Forestal Mexicano se estima sobre un cálculo por hectárea que sea modificada al momento de autorizarse el cambio del uso de suelo forestal al tipo habitacional.
Díaz Núñez enfatizó que la Conafor analizará los posibles impactos y efectos, para establecer medidas de mitigación, sobre el cambio de uso de suelo, y manifestó que el cambio de uso de suelo es independiente del trámite de Manifestación de Impacto Ambiental, por lo cual, la autorización del cambio de uso de suelo no obliga una respuesta favorable en el segundo trámite.
Reconoció que la posibilidad de revertir la autorización de la Semarnat para el desarrollo habitacional al sur del municipio de Aguascalientes es remota, aunque indicó que existe un plazo de 30 días para que hagan el deposito de la garantía, y aún se tendría que cumplir con una serie de filtros como la autorización de Manifiesto de Impacto Ambiental, entre otros trámites en las instancias estatal y municipal.
Indicó que el proyecto al que se tuvo acceso por parte de la Conafor se basó en una superficie de 113 hectáreas, cuyo pago por compensación ambiental por hectárea se ubica en 9 mil 843 pesos.
“Como Conafor, desconocemos la superficie definitiva, en su momento, realizamos una opinión técnica a través del Consejo Forestal del Estado y de incidencia de incendios forestales de manera institucional, pero la Semarnat no está obligada a informarnos”.