Isabel Arellano de Ortiz celebró un año más de vida, en compañía de sus familiares y amigas más cercanas.
La cita fue en el Jardín Los Olivos donde las invitadas fueron cordialmente recibidas por las hijas de la cumpleañera y excelentes anfitrionas: Isabel, Cecilia y Gabriela.
Por varias horas de la mañana se prolongó el festejo donde prevaleció el cálido ambiente que propició la amena convivencia de las damas.
Sin duda, el momento más emotivo fue cuando Isabel apagó las velitas del pastel, al mismo tiempo que escuchó las tradicionales “Mañanitas” por parte de sus allegadas, seguidas de porras y aplausos como ovaciones.
Felicitaciones y buenos deseos recibió la cumpleañera por parte de quienes la acompañaron en tan importante celebración, la cual se prolongó al caer la tarde.

Compartir
Artículo anteriorLazos de amor
Artículo siguienteUn año más de vida