Festejo de amor

Un momento especial fue el que recientemente vivió la pequeña Frida Mauricio Cisneros, al conformar una hermosa y cercana amistad con Jesús, que aceptó en la celebración eucarística realizada en el templo de Nuestra Señora de la Soledad.
Numerosas muestras de cariño recibió por parte de sus familiares y amigos que la acompañaron, principalmente de sus papás y padrinos.
El mensaje de armonía que para ella dedicó el siervo de la Iglesia, estuvo colmado de buenos deseos para la neocomulgante, en el que destacó la importancia de este sacramento de iniciación, ya que por medio de él inicia su camino dentro de la fe católica, conciente de lo bueno y lo malo y la felicitó por este maravilloso día en que decidió abrirle su corazón al Creador.
Sus seres queridos organizaron para ella una emotiva convivencia que tuvo lugar en el Hotel Antigua Hacienda de la Noria, a la que acudieron para manifestarle sus felicitaciones.