Con una divertida fiesta sorpresa, Martha Peña Calvillo fue festejada por sus seres queridos.
La cita fue en el salón San Marcos del Hotel Marriott donde las invitadas llegaron puntualmente para esperar la llegada de la cumpleañera, quien a su entrada, jamás imaginó que sus familiares y amigas estaban presentes para festejarla el día de su cumpleaños número 50.
Visiblemente sorprendida, la homenajeada recibió con alegría las interminables muestras de afecto, a través de besos y abrazos por parte de las invitadas, quienes la colmaron de bendiciones y buenos deseos.
Entre las asistentes, destacó la presencia de su hija Annacristina Tapia, quien colaboró con su papá, José Manuel Tapia Macáis y sus hermanos, Chemel y Maz Tapia, para llevar a cabo tan merecido festejo para su querida mamá.
Asimismo, se contó con la presencia de invitadas provenientes de Tampico, Zacatecas y Monterrey, que desde sus lugares de origen, viajaron para acompañar a Martha en esa significativa fecha.
Finalmente, la familia Tapia Peña agradeció la presencia de sus allegadas, obsequiándoles un bonito recuerdo de su participación en el evento.

Compartir
Artículo anteriorCelebra su dicha
Artículo siguiente¡Felicidades, Oscar!