El grupo de Apostolado “En Cristo, una Senectud Digna” (Crisedi), llegó a su vigésimo aniversario de conformación, que celebró con una misa en acción de gracias en el templo de San Juan Bosco.
Con la participación de todos sus miembros, el grupo con dos décadas dedicadas a la construcción de un ambiente espiritual, alegría y entusiasmo para las personas mayores, procurando brindarles una vida digna que les ayude a tener una vejez activa y productiva, agradeció infinitamente al Creador, llegar a este inolvidable momento.
El sacerdote que presidió su ceremonia religiosa, les reconoció la labor social con que emprenden el trabajo hacia las personas de la tercera edad, reviviendo y reforzando en ellos los valores como el amor, la comprensión, el respeto, la superación humana, la amistad, entre muchas otras.
Los más de 300 abuelitos que asistieron, realizaron una vez que concluyó la solemnidad, un emotivo convivio en el auditorio de la Parroquia.
Ahí, compartieron gratos momentos, charlando e intercambiando anécdotas, principalmente quienes cuentan con más tiempo en la agrupación.
El matrimonio conformado por Mauricio Barba Macías y Laura Soltero de Barba, presidentes del grupo, agradecieron a nombre de todos, la presencia de cada uno y de los invitados especiales, refrendando su compromiso de continuar otorgando los espacios y la atención a quien más lo requiera, ya que se trata de un trabajo conjunto de sus integrantes, confirmando una vez más que Crisedi ofrece oportunidades para una vida plena.