MONTERREY, N.L.- Este mes Fernanda Castillo está más activa que nunca en cine, teatro y hasta en la música.
Aunque tiene años disfrutando de una muy buena racha actoral, septiembre es importante para la actriz porque anoche cantaría en el Auditorio Nacional y el viernes llegó a la cartelera con la cinta No Manches Frida, además el próximo miércoles presentará a los regios su obra Wake Up Woman.
Fernanda, de 34 años, no puede negar que después de haber interpretado a Mónica Robles en “El Señor de los Cielos”, sus bonos se elevaron al grado de ganarse la confianza y el respeto del público.
“Creo que son muchos años de picar piedra que han venido a reventar. A partir de que hice ‘El Señor de los Cielos’ mi trabajo ha sido más reconocido, este año en especial he podido incluso producir una obra que tiene un interés social y he podido adentrarme en el cine”, contó la actriz que dará dos funciones en el Auditorio San Pedro, a las 19:30 y 21:20 horas.
También estrenó la película “No Manches Frida”, en la que participa con Omar Chaparro y Martha Higareda.
En la cinta que se estrenó primero en Estados Unidos, y el fin de semana en la Ciudad, le permitió a la actriz experimentar en el terreno de la comedia.
“Aquí estoy reinventándome; haciendo comedia con grandes maestro como Omar Chaparro, Adal Ramones y Martha Higareda de quien me hice muy buena amiga”.
Su rol es el de Miss Caro, una maestra que está más interesada en ser popular entre los alumnos que en su trabajo como docente en el Instituto Frida Kahlo.
“Está padrísimo poder estar haciendo tantos proyectos en cine, televisión y teatro”, dijo la actriz, quien se dio a conocer más gracias a su trabajo en telenovelas como Destilando Amor (2007) y Teresa (2010).
La actriz pasa por un momento de felicidad, pues además de su buena racha laboral, sostiene una relación de poco más de dos años con el actor Érik Hayser.
En esta obra que la actriz vio hace tres años en Argentina, desde un principio planeó producirla al lado de su novio, y además ellos son los protagonistas.
“Me encantó porque me pareció que habla de la violencia de género desde un punto en el que todo mundo podemos ser víctimas de la violencia. No tiene qué ver con una cuestión social ni económica, ni de qué país eres.
“Fue maravilloso poder trabajar juntos en esto con la intención de agradecerle al público que nos ha apoyado en nuestra carrera con los grandes proyectos con los que hemos sido bendecidos en el último año”.
Durante la temporada que presentaron de Wake Up Woman en la Ciudad de México, agregó, gente de diferentes ciudades del país fueron a verla motivados por su papel de Mónica Robles en “El Señor de los Cielos”.
“Para mí es padrísimo poderles presentar otra parte como actriz, decirles que una mujer fuerte, independiente y exitosa también podría estar en esta situación (de violencia), que también le pasa a Mónica Robles de alguna manera”, dijo. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)