Maravilloso día en que llegó a la edad soñada, fue el que vivió la quinceañera Leslie Dariana Reyes Campos.
La Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción adornó su camino central, para darle la bienvenida a la joven quien acudió acompañada por sus padres, Cornelio Reyes Ramírez y Juana María Campos Martínez, así como sus padrinos, Leticia Segovia y Francisco Campos Salas, para recibir en su corazón a Jesús sacramentado, como muestra de gratitud por los dones recibidos en sus quince años.
Con gran alegría el sacerdote ofició una enternecedora misa en honor a la joven, en la que solicitó a los presentes que compartieron con ella este inolvidable momento, pedir a Dios bendiga su vida así como sus proyectos futuros.
El celebrante despidió a la señorita con la bendición de Dios, felicitándola por su aniversario de vida, invitándola a seguir por el camino de la gracia del Padre Santo.
Escoltada por sus chambelanes, la quinceañera abandonó el recinto sacro, para darse cita en el salón Terraza Acueducto junto con sus invitados, con el ánimo de pasar grandes e inolvidables momentos en un ambiente sano y lleno de sorpresas.

Compartir
Artículo anteriorSon esposos
Artículo siguienteRecibe bendiciones