A la Casa de Dios fue llevado el niño Ángel Leonardo Cortés para sostener hermoso encuentro con Jesús, mediante el primero de los sacramentos.
Durante la ceremonia destacó la presencia de su mamá, Ariana Cortés, así como sus padrinos, Ramiro Cortés y Juana María Pérez, que además son los abuelos maternos de Ángel Leonardo.
Emotivo fue el momento en el que el ministro de la Iglesia se acercó a los integrantes de la familia Cortés Pérez para bendecirlos y agradecerles por cumplir con su deber como cristianos, al acercar al pequeño Ángel Leonardo a Dios, a través del bautismo.
Explicó además, que a partir de ese momento, Jesús habitará en el corazón de este niño, siendo para él guía de fe, amor y esperanza.
Sin duda, el momento más significativo por la familia fue cuando Ángel Leonardo fue bañado con el agua del Río Jordán, recibiendo así la gracia del bautismo.
Más tarde, para festejar dicho acontecimiento, su mamá y padrinos compartieron cálido convivio donde compartieron los sagrados alimentos.