Con motivo del Día del Maestro, hoy lunes 15 de mayo, El Heraldo de Aguascalientes realiza este sencillo homenaje a los trabajadores incansables de las aulas, conociendo un poco su forma de pensar, sus inquietudes y anhelos; porque en las generaciones del mañana veremos reflejados sus conocimientos que esperamos sean bien aplicados y con ello puedan sentirse plenos en su labor en el área de la enseñanza.
En una entrevista con el profesor José de Jesús Rincón Rodríguez, nos relató que inició como docente en el año 1991, impartiendo la materia de comunicación, también llamada taller de lectura y redacción y español, y actualmente es profesor en el Conalep.
¿Cómo ha visto el sistema educativo antes y ahora, cómo ha sido la evolución, especialmente ahora con la tecnología?
“En cuanto a la tecnología hay que darle paso, ya vimos que tiene sus beneficios. En mis años de servicio y a mi edad, hay que entrarle a la tecnología. En cuanto a los cambios de hace 15 ó 20 años, para mí han sido muy drásticos, particularmente en el aspecto de los valores, que son los primordiales en el hogar, ahora los chicos vienen muy desajustados y austeros. Las expresiones que usan hoy día son vulgares y corrientes, denigran a las personas, ¿cómo es posible que vengan a la escuela y empleen esas expresiones?
“Ahora los grupos son muy numerosos y eso es antipedagógico, los muchachos nos evalúan y los hay malos y buenos, ¿qué evalúan?: ‘no nos hace dinámicas, no nos forma en equipo, no emplea la tecnología’, cuando sí se emplea todo eso pero lo dicen para evaluarnos, entonces estamos con una lanza muy aguda contra la pared y no hay respeto”.
¿En cuanto a los medios de comunicación, cómo los ve, que han puesto el nombre de los docentes con letras rojas?
“Muy mal, sabemos que hay publicidad amarillista, que se manejan con cheques, con un billete, lo sabemos perfectamente. Ellos mismos también están distorsionando la expresión de nuestro español totalmente, ponen nombres, sobrenombres, no hay respeto para un político, para una autoridad gubernamental, no hay respeto para nadie, pero es por lo mismo y ahora que no se le da el apoyo a la educación no sé qué va a pasar realmente.
“Todos los maestros son buenos, vienen nuevas generaciones, hay hombres y mujeres profesionistas para impartir clases y muy buenos, muy dedicados, claro que ahora es con base en un examen de oposición, cuando nos desaparecen una puntuación de desempeño académico, de cumplimiento y desaparecen esos rasgos por un examen, que yo creo que es un tanto incongruente. Tengo respeto a mis autoridades porque tengo muchos años en el servicio; también respeto y tengo mucho cariño hacia mis muchachos. La vocación es cuando hace uno contacto con los muchachos en el aula, es cuando dice uno ‘caray, eso me gusta, le voy a poner empeño’, y además que están buscando lo que todos, la cuestión económica.
“Entonces, sí ha habido un cambio muy drástico, la reforma ha pegado en nivel superior y en nivel medio superior y en el nivel básico no sé con qué idea, porque están sobre los derechos económicos y laborales, derechos de obtener horas para estar en un nivel de educación”.
¿Cuál sería su mensaje, maestro, algún consejo para las nuevas generaciones y para quienes ya están ejerciendo la profesión?
“Para los maestros nuevos y los que estamos ya en el servicio de tantos años, el consejo es no aflojar, pero sí necesitamos el apoyo gubernamental, definitivamente.
“Los medios de comunicación deben apoyar, porque yo con mucho respeto lo digo, hay medios de comunicación que les dicen a los muchachos ‘manda tu whatsapp como quieras, como puedas’ y no es así, están totalmente acabando con una expresión de lenguaje escrito y de expresión oral.
“Para los maestros jubilados, esos que tienen una vocación tan grande, que se jubilan y quieren seguir trabajando en los medios o seguir en una escuela o en un servicio público, pues no, que se dediquen a disfrutar, que bien merecido se lo tienen”.
En pocas palabras, ¿cuáles son las actitudes que debe tener un buen maestro?
“Mucho cariño, comprensión y apoyo a los muchachos que no tienen la experiencia, que son nuevos en el ámbito escolar”.

Maestra Teresa Delgadillo, 35 años en la docencia.
“Que los maestros disfruten y amen lo que hacen. Para mí es la parte más hermosa y amo mucho lo que hago.
Que reconozcamos el papel tan importante que tenemos en la juventud de México, ya que somos ejemplo a seguir y seguiremos siendo ejemplo de amor, y que seamos para los jóvenes un ejemplo para que crean en el éxito y en la alegría que tienen al hacer lo que les gusta”.

Maestra Evangelina Ortiz Ramírez, 42 años de servicio.
“Lo más importante de la actividad docente es la entrega de nosotros como maestros hacia nuestros alumnos, ya que son el futuro de nuestra sociedad”.

Maestra María Nancy Márquez Sánchez, 35 años en la docencia.
“A mis compañeros maestros les quiero decir que sigan con su noble labor y que continúen iluminando las mentes de los jóvenes que encuentran en nosotros un gran ejemplo”.

Maestro Alejandro Javier Tabares Martínez, 25 años como maestro.
“A mis compañeros maestros les quiero decir que a pesar del ambiente tan difícil que se vive en la docencia, deben salir adelante con los medios que se tienen y las herramientas que se les pueden brindar a los jóvenes, para que el ejemplo del maestro siga en pie y así poder dejar huella de generación en generación”.

Maestra Patricia Saracho Martínez, 9 años como docente.
“La formación de las personas va de la mano con la labor que hacen los profesores. Y esa influencia positiva que tienen en ellos, es algo que no tiene valor ni existe recurso con qué pagarles”.

Maestro David Trujillo Rendón, 30 años como maestro.
“Quiero felicitar a mis compañeros maestros, porque no es una labor sencilla y quiero hacer un llamado a su compromiso, que más allá del sueldo, las prestaciones y el incentivo monetario, no debemos olvidar nuestra labor y debemos transmitir nuestro conocimiento a las nuevas generaciones para que éstas continúen creciendo”.

Maestro Ramón Gabriel Esparza García, 15 años en la docencia.
“Que todos los maestros que han estado comprometidos lo sigan haciendo con intensidad y que quienes no, se comprometan con la enseñanza.
Desde casa se debe comenzar con la enseñanza de los jóvenes, pues esto no es responsabilidad únicamente del maestro”.

Maestro José Gabriel Suárez Delgado, 50 años como profesor.
“Felicidades por compartir el conocimiento y su experiencia a las nuevas generaciones.
A los nuevos maestros, les quiero decir, que le entren a un mundo que les va a dar muchas satisfacciones personales en el que van a apoyar en la tarea de la enseñanza.
El ser jubilado no significa terminar, sino continuar en esta etapa, aconsejando las buenas prácticas”.