Felicidades Venezuela

Hace un par de meses, tuve la maravillosa oportunidad de estudiar fuera del país tópicos de gobernabilidad y protesta internacional con personas de diversas nacionalidades. Definitivamente considero aquella experiencia como una de las más enriquecedoras en todos los sentidos, ya que más allá de los conocimientos académicos adquiridos, lo que complementó el aprendizaje fue el hecho de conocer e interactuar con jóvenes del orbe con inquietudes y metas en común.
Inmediatamente comenzábamos a presentarnos y me causó simpatía escuchar que había alguien de Venezuela, ya que éramos los únicos latinos del curso. Fue así que en una agradable charla de café, comenzamos a intercambiar puntos de vista sobre México y Venezuela; ambos manifestamos principalmente nuestro coraje por la corrupción, y el deseo de ver llegar a los diversos niveles de gobierno a personas que permitan que nuestras naciones continúen mejorando día a día. Acto seguido, decidí que iba a dar especial seguimiento a lo que sucediera en el país, pues estoy convencido de que algún día ella será una extraordinaria líder.
Dicho lo anterior, en esta ocasión no me queda más que compartir con ustedes en estas líneas semanales, una breve reflexión acerca del gran ejercicio democrático que se vivió en Venezuela hace unos días. La importancia de dicho acontecimiento recae en que la oposición consiguió la mayoría en su parlamento llamado Asamblea Nacional y por ende, se puede decir que comienza un descalabro importante para el partido gobernante que por 16 años controló el parlamento, el Partido Socialista Unido de Venezuela, el cual obtuvo únicamente 55 de las 167 curules de la Asamblea.
Como bien sabemos, Nicolás Maduro sustituyó a Hugo Chávez en el gobierno de Venezuela, e inclusive ha llegado a manifestar que hablando con “pajaritos” es como el mismo Chávez sigue aconsejándolo en su actuar por el gobierno; sin embargo, creo que ahora el Presidente Maduro comenzará a tener verdaderamente una asamblea que dé cabal funcionamiento al sistema de pesos y contrapesos.
Revisando un poco acerca de las atribuciones de la Asamblea Nacional, ahora los 109 asambleístas de la Mesa de Unidad Democrática y los tres de la representación indígena serán clave para ejercer su aprobación o rechazo a proyectos de reforma constitucional, podrán iniciar investigaciones a funcionarios públicos, serán los encargados de autorizar los viajes del presidente por más de cinco días y tendrán injerencia en complejos procesos de designación del poder judicial y de sus instancias electorales.
Como ciudadanos del mundo, no podemos dejar de estar informados de lo que sucede a nuestro alrededor y en virtud de ello, celebrar el auge de la democracia en Venezuela. Creo que resulta de gran utilidad estar al tanto, día con día, de todos los acontecimientos, ya que a pesar de contar con realidades diferentes o similares, siempre habrá algún dato o situación en particular que represente un aprendizaje y pueda ser encauzado provechosamente. Agradezco como cada jueves el favor de su lectura y encarecidamente les pido a todos mis lectores, tener un gran sentido de responsabilidad en estos días de posadas.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr