Por: Graciela Lozano y Sara Díaz

“El valor de un hombre no se mide por la cantidad de riquezas acumuladas, sino por las enseñanzas que ha impartido; la mujer no se valora por la cantidad de hijos concebidos, sino por toda la ternura y el amor repartido”, con esta frase de Roger Patrón Luján del libro “El Tesoro de un Regalo Excepcional”, El Heraldo de Aguascalientes rinde un homenaje a nuestros queridos abuelitos en su día.
En este día especial, debemos externar el eterno agradecimiento por todos esos años de paciencia interminable, que culminan finalmente en enseñanzas para sus hijos y los hijos de sus hijos.
Nos han ilustrado que sin importar la edad, la actitud por la vida se lleva en el corazón, en la voluntad de ver siempre hacia adelante y que nunca es tarde para sonreír, para amar y perdonar.
Ser abuelo significa ver reflejado su esfuerzo, su cansancio y su buen ejemplo en sus descendientes, que con cariño retribuyen a ese amor, entrega y sacrificio.
Ver nacer y crecer a sus nietos, es una misión que han cumplido a cabalidad, un orgullo indescriptible que faltarían palabras para hacerlo.
A todos los abuelitos y abuelitas de Aguascalientes que han sido pilares de familias completas y estandartes de rectitud, reciban una afectuosa felicitación de parte de este rotativo y de todos sus seres queridos.
¡Muchas Felicidades!