No logró sobrevivir el ancianito que fue atropellado por un coche conducido por una mujer el pasado día 4 de mayo del 2016, en el cruce de la avenida Convención Poniente y avenida López Mateos Poniente.
Tras 19 días de agonía, el martes falleció en el Hospital Hidalgo, lugar donde se encontraba recibiendo atención médica.
El ahora occiso fue identificado como J. Santos Pérez Franco, quien contaba con 80 años y vivió en la comunidad de Lumbreras, Aguascalientes.
Fue el pasado lunes a las 16:00 horas aproximadamente, cuando se reportó su fallecimiento a la Fiscalía General del Estado.
Se trasladaron al Hospital Hidalgo para realizar las diligencias correspondientes, el agente del Ministerio Público de Hospitales, personal de la Dirección de Investigación Pericial y agentes del Grupo Homicidios de la PME.
De acuerdo a las investigaciones realizadas, el señor J. Santos Pérez Franco fue atropellado el pasado miércoles 4 de mayo del 2016, aproximadamente a las 10:30 de la mañana, en el cruce de avenida López Mateos Poniente y avenida Convención Poniente.
El hombre de 80 años, decidió cruzar de manera temeraria y sin ayuda alguna, la avenida López Mateos Poniente en dirección de sur a norte, a la altura de la avenida Convención Poniente.
Pero cuando apenas iba a medio crucero, el semáforo cambió a verde y los vehículos que se desplazaban en dirección al poniente por avenida López Mateos comenzaron a avanzar.
Los que iban adelante detuvieron la marcha para permitirle el paso al peatón, pero de lo anterior no se percató la señora María Elena Navarrete Sandoval, de 66 años, con domicilio en la calle Fray Servando Teresa de Mier del fraccionamiento Moderno.
Esta mujer conducía una camioneta Ford Ecosport, color tinto, placas de circulación AEF-8271 de Aguascalientes y cuando intentaba incorporarse a la avenida Convención Poniente, se encontró con el peatón y no pudo evitar atropellarlo.
El lesionado fue trasladado al Hospital Hidalgo en la ambulancia 018 de la Cruz Roja, donde permaneció internado hasta el momento de su muerte.
Por su parte, la conductora fue asegurada por un oficial a cargo de la patrulla AG060-B1 de la Policía Vial, quien la puso a disposición del agente del Ministerio Público de Hospitales.
Sin embargo, la mujer no quedó detenida, debido a que el ahora occiso firmó una reserva de denuncia, al aceptar él su responsabilidad en los hechos, por haberse cruzado la avenida imprudentemente. Eso, por lo menos, fue la excusa que el Ministerio Público de guardia en esa ocasión asentó en el informe.