Para toda la vida juraron ante Dios ser marido y mujer, Farlyn Isabel Hernández Arias y Antonio Ortiz Barbosa, para lo cual arribaron al templo de San Antonio de Padua para bendecir la unión de su amor.
Del brazo de sus respectivos padres, Antonio Ortiz y Evelia Barbosa, por parte del novio, así como Adriana Hernández Arias, mamá de la novia, los jóvenes llegaron al recinto sagrado para recibir con gran convencimiento, el sacramento del matrimonio. Atestiguaron el emotivo en enlace sus padrinos de velación, Juan Gustavo López Arias y Esther Ubario Benítez.
En presencia del representante de Cristo que ofició la ceremonia religiosa, la pareja intercambió votos de permanecer juntos en la salud y en la enfermedad y amarse por el resto de sus vidas, hasta que la muerte los separe.
Invitó a los contrayentes a iniciar esta nueva etapa de sus vidas cimentando su vínculo en el amor de Dios y pidió al Creador los colme de infinitas bendiciones para que su matrimonio sea fructífero y para que sepan sobrellevar las pruebas que Dios les ponga en el camino.
Al finalizar la ceremonia religiosa, los recién casados compartieron con sus allegados un brindis llevado a cabo en el Hotel Antigua Hacienda de la Noria, lugar donde recibieron a sus invitados de honor.