Las autoridades sanitarias alertan sobre la falsificación de sustancias para el crecimiento y recomiendan a la población no dejarse sorprender con el falso producto Protophin 16 UI, que se comercializa vía Internet y en farmacias.

El producto original Protophin 16 UI (Somatropina hormona de crecimiento) fabricado por Probiomed S.A. de C.V., ayuda a corregir el retraso del crecimiento por deficiencia de secreción de la hormona de crecimiento.

La empresa Probiomed SA de CV informó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) que los lotes involucrados son: 5167150401 con fecha de caducidad original 14 de abril de 2017 y ostenta 14 de abril de 2019.

Asimismo, el lote 5167151102 con fecha de caducidad original 30 de noviembre de 2017, al reconstituir el producto presenta turbidez.

Las características físicas que permiten identificar al producto presumiblemente falsificado del original son las siguientes:

El producto original tiene la leyenda “5.3 mg (16 UI)” en color negro y en el presumiblemente falsificado es roja y los estilos de letra son diferentes. El producto original indica lote 5167150401 con fecha de caducidad 14ABR17 y el código de diseño es diferente.

Al tratarse de un producto falsificado se desconoce contenido de ingredientes, reacciones adversas, así mismo se ignoran las condiciones sanitarias en las que fue fabricado.

El titular del ISSEA, Francisco Esparza Parada, recomendó a la población no adquirir ni usar este producto, ya que puede generar un riesgo a la salud y en caso de haber adquirido o usado el producto favor de notificar a la Cofepris al teléfono 018000335050.

Las persona que tengan duda sobre el producto, también pueden acudir a la Dirección de Regulación Sanitaria del ISSEA.

Informó que continuará las acciones de vigilancia para evitar la venta de productos que puedan representar un riesgo a la población, a través de la clausura de establecimientos que los distribuyan o comercialicen, asegurando los productos ilegales así como imponiendo las sanciones administrativas que resulten procedentes, las cuales pueden ser superiores al millón de pesos por infringir la regulación sanitaria vigente.

Adicionalmente, las empresas de paquetería y mensajería con servicios internacionales, deberán abstenerse de distribuir este tipo de productos, ya que en todos los casos, requieren de un permiso previo de importación emitido por la Cofepris, por lo que podrán hacerse acreedoras a sanciones administrativas por montos similares.

El funcionario lamentó que empresas sin escrúpulos sigan falsificando medicamentos, de ahí que las autoridades sanitarias permanecerán en alerta.