Falleció el matador Rodolfo Rodríguez “El Pana”

Por FRANCISCO VARGAS M. 

Debido a un paro cardiaco, tras una larga agonía dejó de existir ayer a las 18:45 horas en el Hospital Civil de la Ciudad de Guadalajara, el matador impar y maestro Rodolfo Rodríguez “El Pana”; a los 64 años de edad, quien sufrió lesión raquimedular que le provocó un estado de cuadriplejía, cuando toreaba el pasado 1 de mayo al toro “Pan Francés” de la ganadería de Guanamé en la Plaza de Ciudad Lerdo, Durango.

Fue el propio doctor Francisco Preciado, director del propio nosocomio, quien informó de manera oficial  que “El Brujo de Apizaco” falleció al filo de las 18:45 horas, en dicho hospital de la ciudad de Guadalajara, señalando el propio doctor Preciado que desde que recobró el conocimiento el diestro había estado muy deprimido; agregando que la frecuencia del diestro disminuyó lo mismo que la presión arterial desencadenándose en el lamentable deceso.

Rodolfo Rodríguez González nació el 2 de febrero de 1952 en la ciudad de Apizaco y desde su infancia se vio en la necesidad de trabajar para ayudar a su mamá Alicia González ya que su padre Guadalupe Rodríguez había fallecido, siendo el gran soporte de su madre para sacar adelante sus siete hermanos; ejerciendo varios trabajos desde vendedor de gelatinas, sepulturero y por supuesto panadero.

Rodolfo Rodríguez “El Pana” fue el verdadero torerillo que recorrió la legua buscando una oportunidad y ganarse unos pesos, siendo su objetivo ser figura para sacar de la pobreza a su madre y familia.

Su debut en la Plaza México fue el 8 de agosto de 1978 en una novillada de selección donde estoqueó un novillo de la ganadería de Santa María de Guadalupe, siendo esa misma temporada chica de ese año cuando al lado de César Pastor causa gran expectación por su manera nada ortodoxa de realizar el toreo, llamando poderosamente la atención de la prensa especializada y afición capitalina.

Toma la alternativa el 18 de marzo de 1979 llevando como padrino a Mariano Ramos atestiguando Curro Leal con toros de Campo Alegre.

Debido a su enfermedad del alcoholismo, sus diferencias con el empresario doctor Alfonso Gaona, y con varios matadores figuras de aquel tiempo, su profesión fue llena de altibajos; pero su vida y carrera retomó un segundo aire cuando ocurrió la tarde del “Milagro” como él la llamó, la del día 7 de enero del 2007, en la Plaza México con el toro “Rey Mago” de Garfias y lo que era su despedida se convirtió en retomar con fuerza su carrera, actuando en las principales plazas y ferias de México e incluso debutar en España el 29 de febrero del 2008 en el Palacio de Vista Alegre de Madrid, sosteniendo un gran mano a mano con otro torero de corte lleno de solera y gran expresión artística como es José Antonio Morante de la Puebla; toreando posteriormente en otros ruedos de la propia España como Francia; quedándose en el tintero uno de sus grandes sueños, siendo éste confirmar su alternativa en la Plaza “Las Ventas” de Madrid.

Al momento de escribir la presente nota sólo se sabía que sus familiares dispusieron que los funerales fueran en la ciudad natal del impar “Brujo de Apizaco” torero singular, hombre de gran talante y amabilidad que supo ganarse el afecto de todos quienes tuvimos la oportunidad de conocerle. Desde este espacio, todos los que formamos parte de EL HERALDO de Aguascalientes, enviamos nuestras más sinceras condolencias a toda su familia. Descanse en Paz  Rodolfo Rodríguez “El Pana”.

(pacovargas_@hotmail.com)