José de Jesús López de Lara

Luego de varios días de penosa agonía, finalmente murió en el Hospital Hidalgo un albañil que fue brutalmente golpeado por un vicioso en el fraccionamiento Valle de los Cactus.
El agresor ya se encuentra plenamente identificado, aunque hasta el momento sigue prófugo, ya que no ha podido ser localizado por policías ministeriales. Se espera detenerlo pronto
Quien murió a consecuencia de los golpes que sufrió en diferentes partes del cuerpo, principalmente en la cabeza, es un albañil identificado como Porfirio, de 49 años, quien vivió en el fraccionamiento Valle de los Cactus.
Fue a finales del mes de abril pasado, cuando esta persona que caminaba por calles del fraccionamiento Valle de los Cactus, fue interceptado por un vicioso que le pidió dinero para comprar droga.
Sin embargo, el albañil lo ignoró y siguió caminando, situación que molestó al malviviente y de manera cobarde  comenzó a golpearlo con pies y puños en diferentes partes del cuerpo.
Algunos habitantes de la zona encontraron al albañil tirado e inconsciente y se dirigieron a su domicilio para dar aviso a sus familiares.
Uno de sus hijos acudió al lugar de la agresión y encontró a su progenitor tirado en el suelo y severamente golpeado, por lo que de inmediato se llamó a los servicios de emergencia.
A bordo de una ambulancia de Bomberos Municipales, el albañil Porfirio fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, donde permaneció internado hasta el pasado jueves por la noche, cuando finalmente falleció a consecuencia de las heridas que sufrió principalmente en la cabeza.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se trasladaron a dicho nosocomio los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Cabe destacar, que el día en que ocurrió la agresión, se señaló a un vicioso que deambula en el mismo fraccionamiento Valle de los Cactus, como la persona que golpeó al albañil hasta provocarle la muerte.
Aunque policías preventivos implementaron un operativo, no lograron localizarlo y hasta la fecha se desconoce su paradero.
Por tal motivo, agentes del Grupo Homicidios de la PME tratan de ubicar al sospechoso, a fin de esclarecer lo que de ser un crimen ahora se convirtió en asesinato.