Se consumó la tragedia al morir la niña de un año y 10 meses que resultó gravemente herida al ser embestido el coche en que viajaba, por un tren carguero.
Tras permanecer internada en el Hospital Hidalgo, finalmente el pasado miércoles por la tarde murió la pequeñita Ashli Sharley, quien contaba con casi 2 años de edad.
El papá de la pequeñita, quien es señalado como el presunto responsable de este accidente, aún se encuentra hospitalizado, en condición grave, pero estable.
Mientras que la mamá de la niña, quien también resultó lesionada, ya recibió alta médica al sufrir lesiones menores.
El fatal accidente se registró el pasado lunes a las 12:20 horas, a la altura del kilómetro 1+200 de la carretera estatal No. 50 y cruce con las vías del ferrocarril, en el municipio de Cosío, Aguascalientes.
De acuerdo a las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Exterior “Rincón de Romos” de la PME, al momento de los hechos el joven José, de 21 años, conducía un automóvil VW Jetta, color rojo, con placas de circulación del estado de Zacatecas.
Le acompañaban su esposa Nidia Elizabeth, de 21 años, así como la pequeña hija de ambos, una niña identificada como Ashli Sharley, de un año y 10 meses de edad.
La familia se dirigía hacia su domicilio, ubicado en el poblado de El Refugio de Agua Zarca, que se ubica en Zacatecas, en los límites con el municipio de Cosío, Aguascalientes.
El coche VW Jetta se desplazaba por la carretera estatal No. 50, cuando al llegar al cruce con las vías del tren, de manera irresponsable José no detuvo la marcha y se siguió de frente, a pesar de que a poca distancia se aproximaba un tren carguero.
La tragedia fue inminente, el coche fue embestido por la máquina 4817 de Ferromex, siendo arrastrado varios metros y terminando completamente destrozado en un terreno de pastizales.
En el interior del automóvil quedaron atrapados el conductor y su familia.
Minutos después llegaron al lugar del accidente Bomberos Estatales y Bomberos Municipales de Rincón de Romos, así como personal de Protección Civil.
Luego de intensos trabajos, finalmente fueron rescatadas las víctimas.
En las ambulancias ECO-330 y ECO-332, los lesionados fueron trasladados a recibir atención médica a diferentes nosocomios.
El conductor ingresó al HGZ No. 1 del IMSS, donde quedó con custodia policiaca; mientras que la señora Nidia Elizabeth y su hija Ashli Sharley, inicialmente fueron trasladadas a recibir atención médica al Hospital General de Rincón de Romos.
Sin embargo, ante la gravedad de las lesiones que presentaba la pequeña, fue remitida al Hospital Hidalgo donde los médicos hicieron todo lo posible por salvarle la vida.
Lamentablemente, el miércoles por la tarde el personal del Hospital Hidalgo reportó a la Fiscalía General del Estado la muerte de la niña.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, se trasladaron a dicho nosocomio el agente del Ministerio Público de Hospitales y personal de la Dirección de Investigación Pericial.