José de Jesús López de Lara

Una niña que había acompañado a su progenitor a realizar unos trabajos de albañilería en una casa de campo ubicada en el Rancho San Nicolás, murió ahogada al caer de manera accidental a un aljibe con agua.
La pequeña fallecida fue identificada como Leslie Valeria, de 7 años, quien vivió en la calle Pegueros de la colonia La Soledad.
Los trágicos hechos se registraron el sábado por la tarde, en una casa de campo que se localiza frente al Coto “San Nicolás”, a la altura de la avenida Siglo XXI Poniente y cruce con la carretera federal 70 Poniente.
Hasta el lugar de los hechos llegaron policías preventivos, policías estatales y una ambulancia de Cruz Roja.
En el sitio fue ubicado el cadáver de la niña Leslie Valeria, la cual murió al caer accidentalmente a una cisterna que contenía agua.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se trasladaron a la escena de este trágico accidente los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del MP de Hospitales.
Se estableció que el sábado por la mañana, el papá de la niña se dirigió a dicho predio rústico, donde se ubica una casa de campo, para realizar unos trabajos de albañilería.
El hombre se llevó a su hija para que le acompañara y llegaron a la finca poco antes de las 09:00 de la mañana. Mientras el hombre comenzó a realizar sus actividades, la niña se dispuso a jugar en el predio.
El papá comentó que fue poco después de las 12:30 del día cuando vio por última vez a su hija jugando. Sin embargo, más tarde el hombre detectó la ausencia de su hija, ya que no escuchaba ningún ruido, por lo que comenzó a buscarla.
Lamentablemente, a las 13:40 horas, descubrió que su hija se encontraba dentro de un aljibe con agua, al cual aparentemente cayó de manera accidental. La pequeñita se golpeó fuertemente la cabeza y eso provocó que quedara inconsciente, por lo que al no recibir ayuda terminó por morir ahogada.
En su desesperación el papá logró rescatar a su hija y luego llamó a los servicios de emergencia. Lamentablemente, cuando llegaron paramédicos de Cruz Roja y examinaron a la niña, se percataron que ya había fallecido.