Las estadísticas indican que mueren más mujeres a causa de eventos cardiacos que por cáncer de mama, sin embargo, las féminas no han tomado las medidas pertinentes para prevenir decesos por infartos, destacó el presidente del Colegio de Cardiólogos de Aguascalientes Edmundo Bayram Llamas; subrayó que por cada muerte que se registra a causa del cáncer de mama, hay dos por cardiopatía isquémica.
“Debemos tratar de no enfocarnos sólo en el cáncer, y aquí lo que queremos informar es que la principal causa de mortalidad, aun mayor que los cánceres en la mujer, es la cardiopatía isquémica, es decir, los infartos (…) se mueren más mujeres por infartos, que por cáncer, las enfermedades cardiovasculares producen dos veces más muertes en las mujeres que el cáncer de mama”, resaltó el cardiólogo.
La mujer en general hasta antes de la menopausia tiene un riesgo mucho más bajo que los hombres de sufrir infartos ya que ellas poseen el efecto cardio protector de los estrógenos, es decir, mientras sus ovarios estén funcionando, evita que se desarrolle la obstrucción de las arterias del organismo por placas de colesterol. Pero una vez pasados los 40 años, el nivel de estrógenos empieza a disminuir, y la incidencia en infartos incrementa.
“Los hombres sufrimos más eventos cardiacos que las mujeres en edades tempranas, pero después de que la mujer atraviesa la menopausia, se empieza a incrementar el número de mujeres infartadas (…) llega un momento en que se empareja el número de hombres y de mujeres entre los 60 y 65 años”, destacó el médico.
Informó que los infartos en mujeres suelen ser de mayor fatalidad que para los varones, luego de la complexión física de las féminas, además de la desidia que ellas manifiestan ante la atención de los síntomas.
“La mujer cuando sufre un infarto, tienen un peor pronóstico que el hombre, esto debido a la estructura física, su corazón es más pequeño, por lo tanto las arterias del corazón son más delgadas (…) los hombres ante cualquier molestia, corremos al doctor, la mujer no, ellas tienen un umbral del dolor más alto y muchas veces esto hace que acudan al médico cuando han pasado varias horas después de que han sufrido un infarto”, concluyó Bayram Llamas.