CIUDAD DE MEXICO 25-Mar .- Raúl Cárdenas falleció ayer a los 87 años de edad en su casa de Cuernavaca, Morelos, luego de varios años de haberse alejado de los reflectores al padecer una enfermedad degenerativa.

Su legado quedó escrito con letras doradas, ya que es el segundo técnico más ganador en la historia del futbol mexicano, y también fue estratega y jugador del Tricolor.

Gracias a él se acuñó el apodo de Máquina Celeste con el que se le conoció al Cruz Azul, pues fue quien los llevó a ganar su primer título de Liga en la temporada 1968-69 y a lo largo de 10 años los colocó en lo más alto para ponerlo como uno de los grandes del balompié nacional, ese mismo año ganó la Copa México y el Campeón de Campeones, para que no quedara duda de que lo mejor estaba por venir.

La Federación Mexicana le encomendó al Tricolor tras la recomendación que hizo Ignacio Trelles, al cual comandó en el Mundial de México 70, donde se llegó a los Cuartos de Final. Años más tarde no pudo clasificarlos al Mundial de 1982.

Tras su participación en la Copa del Mundo, retornó con el Cruz Azul e hilvanó cuatro títulos más en los torneos de México 70, 1971-72, 1972-73, 1973-74, forjando jugadores como Miguel Marín, Alberto Quintano, Fernando Bustos, Cesáreo Victorino, José Luis López Salgado e Ignacio Flores, entre otros.

Su salida del cuadro celeste se dio en medio de la polémica porque Guillermo Álvarez Macías le dio las gracias luego de no lograr un buen desempeño en la Liguilla del torneo 1974-75 y se dice que ya lo aguardaba un jugoso contrato para dirigir a los cremas.

Con el América ganó el título en la 75-76, dirigiendo a estrellas de la talla de Carlos Reinoso y Alcindo.

Como futbolista debutó a los 19 años de edad con el Club España, después pasó a las filas del Guadalajara, Marte y Zacatepec. También formó parte de la Selección Nacional que acudió a los Mundiales de Suiza 54, Suecia 58 y Chile 62.

Tuvo una gran amistad con Nacho Trelles a quien siempre consideró como su mentor.

En la FMF sentó las bases de la Escuela Nacional de Entrenadores en la década de los 90, capacitando a estrategas que hoy dirigen en el futbol nacional.

En el Invierno 98 todavía dirigió al Puebla y después se retiró del ámbito futbolístico, aquejado por diferentes enfermedades.