José de Jesús López de Lara

Una horrible muerte encontró un adolescente de 15 años que viajaba en motocicleta, luego de ser impactado por el chofer de un tráiler que se dio a la fuga.

El joven fallecido fue identificado como Salvador Hernández, de 15 años, quien vivió en la calle Yerbabuena s/n del poblado Tanque “La Viznaga”, en el municipio de Jesús María.

Este trágico accidente se registró el sábado aproximadamente a las 16:20 horas, en la avenida Alejandro de la Cruz esquina con la calle Román Loera, en el fraccionamiento Chicahuales del municipio de Jesús María.

Hasta el lugar del percance acudió la patrulla SUB01405 de la Policía Preventiva Municipal de Jesús María, así como la ambulancia ECO-336 del ISSEA.

Otro jovencito que acompañaba a la víctima en la parte trasera de la motocicleta, logró saltar justo antes del impacto, por lo que resultó ileso.

Sin embargo, fue atendido en el mismo lugar de los hechos debido a que presentaba una fuerte crisis nerviosa y golpes en diferentes partes del cuerpo a consecuencia de la caída.

A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se trasladaron al lugar del accidente los agentes del Grupo Exterior “Jesús María” de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP del Nuevo Sistema de Juicio Penal Acusatorio.

Se estableció que al momento del accidente, Salvador Hernández y otro adolescente que le acompañaba, se dirigían a la colonia El Torito para visitar a unos amigos.

Para ello, lo hacían a bordo de una motocicleta marca Itálika de 150cc., modelo 2010, color amarillo con negro y placas de circulación Y91-LZ de Aguascalientes, que era conducida por el ahora occiso, mientras que su acompañante lo hacía en la parte posterior.

La motocicleta circulaba por la calle Román de Loera en dirección de norte a sur y debido a que un tramo está de pendiente descendiente, comenzó a desplazarse a velocidad excesiva.

Asimismo, al llegar al cruce con la avenida Alejandro de la Cruz, el motociclista nunca hizo el intento por detener la marcha y se siguió de frente.

Sin embargo, en ese momento la motocicleta fue brutalmente impactada por un tráiler de características desconocidas, que circulaba por la avenida Alejandro de la Cruz en dirección de oriente a poniente.

El adolescente que acompañaba a Salvador Hernández alcanzó a brincar de la moto momentos antes del impacto, por lo que milagrosamente resultó ileso.

Sin embargo, el tráiler colisionó brutalmente a la motocicleta que fue proyectada unos 5 metros hacia el poniente, donde quedó completamente destrozada.

Mientras que el joven salió proyectado violentamente y quedó tirado sobre el pavimento, a unos 30 metros de distancia aproximadamente, sufriendo una muerte instantánea.

El joven que sobrevivió al accidente, refirió únicamente que habían sido impactados por un tráiler, pero debido a lo repentino de los hechos no se percató de ninguna característica.