Aline Corpus
Agencia Reforma

MEXICALI, BC 8-Jul .- A casi 15 meses de su puesta en marcha, el programa de compensaciones económicas a pescadores y otros sectores en el Alto Golfo de California para contribuir a la preservación de la vaquita marina no rinde frutos y acumula cada vez más inconformidades.
El programa “Compensación social por la suspensión temporal de pesca para contribuir a la conservación de la vaquita marina en el Alto Golfo de California” fue presentado por el Presidente Enrique Peña Nieto el 16 de abril del 2015.
Estableció la suspensión por dos dos años de la pesca comercial mediante el uso de redes de enmalle, cimbras y/o palangres operadas con embarcaciones menores al norte del Golfo de California.
El año pasado erogó al menos 153 millones de pesos por concepto de compensaciones en Baja California.
Sin embargo, la población de la vaquita decreció de 97 a 60 ejemplares, de acuerdo con datos del Comité Internacional Para la Recuperación de la Vaquita (Cirva).
Y por otro lado, pescadores y otros sectores de la cadena productiva en el Golfo de Santa Clara, en San Luis Río Colorado, Sonora, y de San Felipe, en Mexicali, Baja California, denuncian exclusión de los apoyos, anomalías en su entrega, el incumplimiento de la promesa de activación de proyectos económicos, el cierre de negocios y la persistencia de la pesca ilegal.
Autoridades municipales informaron que han recibido quejas de pescadores sobre irregularidades en la entrega de compensaciones.
“Muchas personas dicen que eran tripulantes de las embarcaciones y que el titular (del permiso) no los consideró, pero que sí enlistó a familiares y a amigos”, señaló el Alcalde de San Luis Río Colorado, Enrique Reina Lizárraga.
Martín Cárdenas Torres, pescador y emprendedor del negocio Mr. Costeño en el Puerto de San Felipe, indicó que presentó su solicitud en cinco ocasiones, pero no fue beneficiado y su empresa cerró.
El programa incluye a 2 mil 574 beneficiarios, de acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).
Entre abril y diciembre del 2015, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) estuvo a cargo de la entrega de los apoyos. A partir de enero del 2016, Conanp encabeza el programa.
A los pescadores se les entregan 8 mil pesos mensuales, a los integrantes de la cadena productiva 4 mil pesos y a los permisionarios 32 mil pesos. El padrón de beneficiarios se elaboró entre las autoridades y las cooperativas o federaciones de pescadores.
El pescador tradicional Martín Lucio Monroy Hernández indicó que la compensación es baja y que el Gobierno federal se comprometió con la promoción de programas productivos en la zona y no cumplió.
“Dijeron que iban a llegar programas, para compensar. Hemos cumplido con el papeleo, las ventanillas están abiertas, pero por falta de coordinadores no se llevan a cabo”, refirió.
Y la pesca ilegal continúa creciendo, denunció Carlos Alberto Tirado Pineda, representante de la Federación de Pescadores de la Reserva de la Biósfera, que agrupa a 60 cooperativas y 22 permisionarios.
“El Presidente Enrique Peña Nieto instruyó en San Felipe a la Secretaría de Marina y a las instituciones de Gobierno a que fueran las encargadas de cuidar este programa, y creo que el Gobierno no cumplió”. reclamó.