Los derechohabientes del IMSS que contrajeron matrimonio a partir del 1º de julio de 1997, pueden obtener un mes de salario mínimo; deben solicitar la Ayuda de Gastos de Matrimonio (AGM), en el entendido de que este derecho no prescribe.

En 2014 se realizaron 1 mil 834 trámites; en el 2015 fueron 1 mil 726 y de enero a agosto de 2016, suman 1 mil 172.

De acuerdo al Artículo 165 de la Ley del Seguro Social, el asegurado tiene derecho a retirar, como ayuda para gastos de matrimonio y proveniente de la cuota social aportada por el Gobierno Federal en su cuenta individual, una cantidad equivalente a treinta días de salario mínimo general que rija en el Distrito Federal, conforme a los siguientes requisitos:

  1. Que tenga acreditado un mínimo de 150 semanas de cotización en el seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez, en la fecha de celebración del matrimonio.
  2. Que compruebe con documentos fehacientes la muerte de la persona que registró como cónyuge en el Instituto, o que, en su caso, exhiba el acta de divorcio, y (sólo en caso de deceso o divorcio).
  3. – Que cualquiera de los cónyuges no haya sido registrado con anterioridad en el Instituto con esa calidad. Este derecho se ejercerá por una sola vez y el asegurado no tendrá derecho por posteriores matrimonios.

Y el Artículo 166, establece que el asegurado que deje de pertenecer al régimen obligatorio conservará sus derechos a la ayuda para gastos de matrimonio, si lo contrae dentro de noventa días hábiles contados a partir de la fecha de su baja.

El asegurado que suministre datos falsos en relación a su estado civil, pierde todo derecho a la ayuda para gastos de matrimonio.

Para acceder a la AGM, el trabajador deberá de presentarse a la ventanilla Prestaciones Económicas de cualquier unidad de medicina familiar a realizar la solicitud presentando los siguientes documentos: original y copia de su identificación oficial; original y copia del acta de matrimonio; original del último estado de cuenta del Afore, la CURP, Documento que contenga el número de seguridad social: en el momento se cotejan los documentos y se regresan los originales.