Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 13-Sep .- El Presidente Enrique Peña Nieto anunció que la industria militar se alista para fabricar cohetes, cañones y aeronaves experimentales.
Esto demuestra, afirmó mandatario federal, la modernización del Ejército en las últimas décadas.
Recordó que en octubre de 1916, el Ejército Constitucionalista emprendió la misión de fabricar sus propias armas y municiones para evitar la dependencia del exterior y, con ello, fortalecer la soberanía nacional.
“El resultado de esa decisión ha sido el desarrollo de una industria militar sólida y moderna, que produce en México vehículos blindados, armamento y municiones de la más alta calidad.
“Una industria que se prepara para fabricar muy pronto cohetes, cañones y aeronaves experimentales”, indicó.
En enero pasado, el Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, informó que para el 2018, el Ejército tiene proyectado culminar la construcción de un avión biplaza y dos aeronaves experimentales para adiestramiento básico de vuelo.
Además de concretar la fabricación de un cohete calibre 50 milímetros de práctica aire-tierra y su lanzador de siete bocas para artillar a aeronaves de la agrupación con armamento nacional.
“También se desarrolló una aleación de acero de alta resistencia para producir el cañón calibre 5.56 milímetros, habiéndose fabricado hasta el momento dos cañones prototipos, una vez que se consolide este proyecto lograremos evitar la dependencia del exterior”, informó el 30 de enero al arrancar los festejos de la industria militar.
Ayer, el Presidente asistió al aniversario de la Gesta Heroica de los Niños Héroes en el Altar a la Patria, donde, acompañado de su Gabinete, depositó una ofrenda floral, y escuchó a uno de los cadetes en su discurso inyectar ánimo sus compañeros.
Más tarde, en el Colegio Militar, Peña Nieto clausuró el ciclo escolar e inauguró el nuevo periodo, donde pidió a los cadetes prepararse a fondo.
“Vivimos un momento de cambio, en el que todos los grupos sociales, especialmente los jóvenes, deben asumir la responsabilidad que les toca en la transformación del País”, advirtió el Presidente a cadetes.
Además de no olvidar la mística del soldado mexicano.
“‘Disciplina, es tener el alma de águila y no poder volar por obediencia; tener los pies destruidos y no poder caer por el deber’. Háganlo por el prestigio y la grandeza de las Fuerzas Armadas, pero sobre todo háganlo por el honor de México”, agregó.
Por su parte, el General Cienfuegos le garantizó que unas Fuerzas Armadas más profesionales y están mejor equipadas y adiestradas.
“Nos sentimos orgullosos de ustedes y queremos hacerlo todos los días, permanentemente. Su entrega al cumplimiento del deber, lo garantiza. No hay desvíos, no hay dudas, no hay desorientación”, indicó.