Extorsión a sexagenario; depositó $3 mil ‘para evitar que mataran a su familia’

Para las extorsiones telefónicas tampoco fue día de excepción. Un sexagenario fue obligado a depositar la cantidad de tres mil pesos, en una sucursal bancaria. Fue el pago inicial que le exigieron para no asesinar a su familia.
Cuando les depositó dicha suma le exigieron más y hasta ese momento empezó a sospechar de la extorsión. Llamó a la policía y se confirmó que todo era una farsa. Lamentablemente ya les había regalado tres mil pesos.
Este hecho se suscitó alrededor de las 13:00 horas, momento en que oficiales de la Policía Preventiva Municipal recibieron reporte de robo. Que una persona del sexo masculino había sido víctima de los ladrones y solicitaba ayuda en el cruce de Gandhi y Convención, en zona sur de la ciudad.
Llegaron los uniformados y al entrevistarse con el ofendido, se aclaró que no fue blanco de robo pero sí de una extorsión telefónica.
Comentó que minutos antes estaba en el interior de su domicilio y en determinado momento recibió la llamada. Era un sujeto desconocido, el cual se ostentó como parte de una banda delincuencial. Y fue al grano. Le exigió la cantidad de tres mil pesos, a cambio de no asesinar a toda su familia.
El sexagenario cayó en el engaño. Creyó que verdaderamente sus seres queridos estaban en peligro y como pudo, logró conseguir el dinero. Siguiendo las instrucciones del hampón, se trasladó a la sucursal bancaria y efectuó el depósito.
Supuso que todo terminaría pero no fue así. Como suelen actuar estos sujetos, le exigió más dinero. Esto provocó que el afectado reaccionara, al fin, y optó por llamar a la policía. Los oficiales preventivos le confirmaron que era una extorsión. También le aclararon que su familia estaba sana y salva, y finalmente le brindaron orientación sobre cómo proceder en caso de recibir más llamadas. En cuanto a los tres mil pesos que depositó, ya no fue posible recuperarlos.